“Todos somos hipnotizables y ya usamos eso para curar”

En Lourdes, ¡milagro!

img_jmanresa_20160511-151412_imagenes_lv_propias_jmanresa__49q2893-kLKH-94TCO6D3KUROSK6H-992x558@LaVanguardia-Web

LV | Foto: Kim Manresa para La Vanguardia

Gironell, que ha presidido la Societat Catalana de Neurologia, me recibe rodeado de sus colaboradores: exploran una frontera terapéutica para un mal sin cura, el trastorno conversivo. El inconsciente impone una discapacitante disfunción somática que burla a la biología y al consciente… La medicina deja por imposible al paciente: alguno sanará en Lourdes y otros serán tratados por este equipo único en España… ¡con hipnosis! El equipo: Àlex Gironell (hospital de Sant Pau) y el grupo ViaBCN (Juan Manuel Badosa, Albert Roig, Danilo Moggia, Raffaele Tuccillo, Giulia Marconi, Marc Muñoz y Rafael Moreno). No he escrito esta entrevista bajo hipnosis.., pero ¿y si sí?

 

Trata a un paciente de una enfermedad inexistente?

El paciente padece disfunciones físicas muy discapacitantes… ¡sin base biológica!

¿Qué disfunciones?

Se queda ciego. O sordo. O afónico. O mudo. O paralizado de medio cuerpo…

Poca broma.

O temblores en las manos. O se desmaya de pronto. O necesita silla de ruedas…

¿Qué le está pasando?

Que ha visto esa dolencia en algún conocido, un vecino, una película… y él la reproduce.

¡Está fingiendo, pues!

¡No!

¿Cómo que no?

Es involuntario. No es decisión consciente de su voluntad. ¡Él no entiende por qué le pasa! Y acude al médico… y el médico no detecta una causa biológica. Y me lo envía.

La causa del mal es psíquica, ¿no?

Un conflicto profundo no ha sido expresado, ni verbalmente ni en relaciones interpersonales con su entorno… ¡y el cuerpo lo expresa! Porque una emoción aflora siempre, ¡siempre!, tarde o temprano, de un modo u otro.

¿Cómo llamamos a este trastorno?

Histeria.

Vaya…

No es un insulto, es un trastorno psiquiátrico: trastorno conversivo o funcional.

Porque convierte en físico lo psíquico.

Sólo cuando ese paciente tiene público.

¿De verdad?

Si esta solo, ¡suele desaparecer el síntoma! Lo hemos verificado con cámara oculta…

O sea, que nuestro inconsciente busca ser visto.

Hace poco, la Guardia Civil detuvo a un conductor que iba a 200 km/hora por una autopista… ¡y era ciego!

Ciego conversivo, entiendo.

Sí, diagnosticado ciego… pero a solas al volante de su coche, ¡veía perfectamente!

Cuesta entenderlo…

Los análisis y el escáner no detectan lesión neuronal ni orgánica, pero la función de ese miembro u órgano se ha desconfigurado.

Por una orden inconsciente.

El cerebro obedece esa orden y otra a la vez: “No serás consciente de estar obedeciendo”.

¿Se conocía este trastorno antes?

Desde la antigüedad se describen casos… ¡Y cada día hay más!

¿Sí? ¿Y por qué?

Es un trastorno de base relacional: deriva de la necesidad de comunicarnos, y cada día existe más gente solitaria…

¿Y tiene cura?

Casos de supuestas curaciones milagrosas de cegueras o parálisis, como en Lourdes, ¡lo son de trastornos conversivos! En esa circunstancia el inconsciente hace un clic… ¡y adiós disfunción! ¿Milagro? No tanto…

¡Indaguen en ese clic, entonces!

Sabemos que el rezo del devoto es una suerte de autohipnosis: distrae la atención del síntoma, da opción al inconsciente a digerir el conflicto. ¡Y por eso estamos aplicando hipnosis clínica a pacientes conversivos!

¡Hipnosis! No me diga… ¿Solemnes neurólogos… hipnotizando a pacientes?

No piense en los shows de hipnotismo… Son sesiones en que inducimos al paciente a fijar la atención en un punto, algún estímulo sensorial (su respiración, el latido de su corazón…), y así se abre la ocasión de sugestionarle mediante la metáfora.

¿Metáfora?

Es el lenguaje del inconsciente. Una vez localizado el conflicto, lo metaforizamos en un relato, un cuento… y acto seguido metaforizamos también su resolución.

¿Y así se curan?

Un tercio de los pacientes ha sanado, otro tercio ha mejorado…

Cuénteme algún caso real.

Tras una depresión posparto, una mujer quedaba a veces semiparalizada y abotargada. “Me siento encerrada en un ataúd”, decía. Descubrimos el foco del conflicto…

¿Cuál?

Su pareja le amaba, pero era fría, y ella ansiaba calidez. En la conversación, él le tocó la mano… ¡y ella creyó que era un adiós! Su inconsciente decía: “Mi esposo me dejará y no puedo hacer nada, estoy paralizada”.

¿Y se curó?

La sugestionamos para que reinterpretase cada pequeño contacto de él como: “Mujer, he estado, estoy ¡y seguiré estando contigo!”. Y sí, así se curó de sus parálisis.

¿Hasta qué punto somos todos sugestionables?

Ya se hacen operaciones quirúrgicas sugestionando al paciente contra el dolor: la hipnosis es más barata que la anestesia y sin efectos colaterales nocivos.

¿Es como estar dormido?

No, es un estado particular de la mente, ni dormida ni despierta, abierta a la metáfora… pero sin disolución de la voluntad: por mucho que la hipnoticemos, ¡una monja no dejará jamás que le levantes el hábito!

¿Y somos todos hipnotizables?

Es una capacidad cerebral natural, en diferente grado según cada persona: hay una escala de hipnotizabilidad, y la verdad es que la mayoría somos bastante hipnotizables.

Para leer del enlace original en La Contra, La Vanguardia, hacer clic aquí

Anuncios
Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

El alero irlandés atribuye su mejor estado de forma a la hipnosis

rugby.png

  Todos los ojos sobre mi: Keith Earls.Foto: Reuters

El resultado ya parecía establecido desde hacía rato mientras el reloj avanzaba hacia la marca de 80 minutos en el Estadio Aviva, con Italia 56- Irlanda 19.Con Italia amenazando con un nuevo ensayo que los llevaría a la barrera de 60 puntos, el ‘irlandés Joey Carbery se alineó para un largo recorrido, pero fue parado expertamente por Mattia Bellini. Con un avance considerable y como alero, Bellini no se iba a dejar atrapar.
Hasta que la figura de Keith Earls apareció en la parte inferior de la pantalla.
Gritando desde el ala contraria, Earls acabó con Bellini dentro de su propia 22. Junto con el final de Finn Russell, este momento se convirtió en el momento más impresionante de las Seis Naciones de NatWest este año.

Con 30 años de edad, Earls se encuentra en la mejor forma de su carrera profesional. Contestando a que atribuye él esto, Earls reveló que ha estado trabajando con el famoso hipnotizador Keith Barry. “Sólo estoy tratando de conseguir aquellos uno por ciento, y parece que está funcionando”, dijo Earls. “No quiero entrar en detalle, pero él (Barry) conoce el cerebro mejor que nadie, en términos de visualización y cosas así”.

En una época en que sólo cuentan las diferencias mínimas entre los niveles de acondicionamiento físico de la mayoría de los equipos deportivos de élite, el alcance más grande de mejora radica en el cerebro. La mayoría de los atletas lo reconocen. Los jugadores de rugby, como el “full-back” de Inglaterra, Anthony Watson, discuten abiertamente sobre psicólogos deportivos. Un hipnotizador es sólo la siguiente etapa de la formación del cerebro.

Barry tiene muchos clientes deportivos, pero Earls es de los primeros en reconocer públicamente su relación. Barry tiene una gama de técnicas según el cliente individual. A veces los hipnotitzará; en otras ocasiones, el cliente estará despierto mientras él utiliza la programación neuro-lingüística para inculcar ciertos mensajes. De cualquier manera está trabajando para reprogramar la mente subconsciente. “La mayoría de la gente ha oído hablar del subconsciente, pero no saben qué hace”, dijo Barry. “La mente subconsciente regula tu sistema nervioso autónomo, que es tu respiración, el flujo sanguíneo, el ritmo cardíaco, que está directamente relacionado con momentos de estrés y ansiedad.

“Bajo la hipnosis, puedo enseñar a la gente cómo hacer frente a estos momentos mediante el uso de lo que llamo anclajes y desencadenantes. Un anclaje puede ser un estímulo visual o físico y, una vez que se desencadena, puede liberar endorfinas naturales, hormonas sensibles, que invierten el efecto de las sustancias químicas de estrés que aparecen en el cuerpo. Esto significa que el deportista puede seguir haciendo lo mejor con su habilidad en lugar de permitir que un error o un factor externo la / lo distraiga “.

Barry practica lo que predica. Para el nacimiento de su segundo hijo, su mujer se sometió a un ‘Hipno-nacimiento’ basado exclusivamente en la hipnosis en lugar de las drogas para la gestión del dolor.

“La hipnosis ya no es una falsedad”, dijo Barry. “La visualización en un estado hipnótico puede ser tan buena, si no mejor, que el entrenamiento físico real. Hay un famoso experimento de baloncesto donde participaron dos equipos de igual habilidad. Un equipo dejó la formación física durante un mes y sólo hizo la formación mental, mientras que el otro equipo hizo su formación normal. Tuvieron una eliminatoria al final y el equipo que había entrenado la mente terminó golpeando el otro “.

La técnica especializada de Barry es la visualización inversa, donde consigue que los atletas imaginen su escenario ideal desde atrás hacia delante, de modo que, en un caso de rugby, estarían atrapando el balón y pasarían la bola al revés. “Cuando haces estas cosas, no tiendes a cometer ningún error a un nivel subconsciente”, dijo Barry. “Si lo haces adelante, puedes volver a jugar (mentalmente) un partido antiguo donde has dejado escapar una entrada o has dejado caer una pelota”.

Sin embargo, Barry niega que él tenga la capacidad de hacer de cualquier jugador un campeón del mundo. “Todo el crédito debe ir a Keith”, dijo Barry. “Hay grandes ganancias a obtener, pero todo depende de la fuerza con la que estés dispuesto a trabajar y Keith ha puesto todo el trabajo él mismo”.

Publicado el domingo en Morning Herald por Daniel Schofield el 9 de marzo de 2018 – 11:00 am. Para leer desde el enlace original, en inglés, haga clic aquí.

 

 

 

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Superemos la fobia al compromiso siéndonos fieles a nosotros mismos

El artículo describe un proceso reflexivo personal que puede ayudarnos a construir relaciones saludables. Con la ayuda de la hipnosis este proceso puede ser más metódico, más claro y más eficiente. Visite las páginas de este blog o póngase en contacto con nosotros directamente si desea obtener más información sobre la hipnosis y la hipnoterapia.
Committment_Phobia_BSP-300x200

Imagen del enlace original a Psychcentral

Las relaciones saludables no deberían sentirse como una trampa.
Marilee, un cliente mío, era una persona con fobia al compromiso.
“Me encantaría estar en una relación amorosa”, me dijo en una de nuestras sesiones de asesoramiento, “pero no estoy dispuesta a renunciar a mi libertad”. Tengo una gran vida. Me encanta mi trabajo y mis amigos. Me encanta viajar y hacer talleres y clases. No quiero que nadie me diga qué puedo o que no puedo hacer. No quiero tratar con alguien que se siente mal porque prefiero trabajar a estar con él. No valen la pena todas las molestias “.
Marcus, otro cliente mío, también experimentaba miedo al compromiso.
“Cuando no estoy en una relación, eso es todo en lo que puedo pensar. Realmente quiero alguien para jugar, amar y crecer juntos, pero poco después de entrar en una relación, comienzo a sentirme atrapado. Me parece que no puedo hacer lo que quiero, y me siento resentimiento hacia la persona, por limitarme “, confiesa.
“La mayoría de las veces, mi pareja no se da cuenta de lo que está pasando y se sorprende por la ruptura. Ella pensaba que todo iba bien. Tras dejarla, yo vuelvo al lugar de salida: quiero volver a tener una relación. Esto me ha pasado una y otra vez “.
El temor al compromiso, conocido como fobia de compromiso, tiene sus raíces en la creencia de que, cuando amamos a alguien, somos responsables de sus sentimientos y no de los nuestros.
Al creer que somos responsables de los sentimientos de otra persona de dolor o rechazo como consecuencia de nuestro comportamiento, creemos que tenemos que limitarnos para no molestar a la otra persona. Entonces, en lugar de defender nuestra propia libertad y el derecho a perseguir lo que nos da alegría, limitamos nuestra libertad en un esfuerzo por controlar los sentimientos de la otra persona. Esto siempre conducirá al resentimiento.
“Marilee”, pregunté en una de mis sesiones telefónicas: “¿Qué pasa si eliges alguien que también ama su trabajo y su libertad personal?”
“Francamente, no me puedo imaginar esto. Todo el mundo con el que he estado en una relación ha querido pasar más tiempo conmigo que yo con él. Estoy escogiendo el hombre equivocado una y otra vez? “
“No”, respondí. “Pero desde el principio no eres firme en tu compromiso con tu libertad. Te das totalmente al principio porque te gusta estar con él, pero, como hemos comentado, también te dejas mucho de lado a ti misma. Haces el amor cuando no quieres. Te quedas más tarde de lo que quisieras con él, por miedo a hacerle daño. “
“Entonces, cuando empiezas a decirle la verdad, él está sorprendido y dolido”, expliqué. “Hasta que no estés dispuesta a arriesgarte a perderlo desde el principio en lugar de perderte a ti misma, seguirás creando relaciones que limitan tu libertad. Acabas creyendo que la relación es lo que te limita, pero son tus propios miedos y creencias las que te siguen limitando “.
Cómo saber si estás preparado para una relación
Del mismo modo, en mis sesiones con Marcus, él descubrió que no tenía idea de cómo sostenerse en una relación. Tan pronto como una mujer quería algo de él, él se dava completamente a ella. No podía decir que no. Entonces, por supuesto, acababa sintiéndose atrapado.
En última instancia, el miedo al compromiso de Marcus surgió de dos fuentes principales:
Creía que era responsable de los sentimientos de la otra persona y que era una persona mala y egoísta si hacía algo que la molestara.
Tenía miedo de que si la otra persona se sentía herida, se enfadaría y lo rechazaría.
Como consecuencia de estos dos miedos, Marcus siempre renunciaba a él mismo en las relaciones. Sin embargo, darse a la otra persona completamente le creaba tal resentimiento hacia su pareja que, finalmente, no quería estar con ella y dejaba la relación.
Para tener tanto nuestra libertad personal como nuestra relación comprometida, tenemos que aprender a asumir la responsabilidad de nuestros propios sentimientos en lugar de los sentimientos de la otra persona, y tenemos que estar dispuestos a perder a la otra persona en lugar de perdernos a nosotras mismas / os.
La fobia de compromiso se cura cuando nos hacemos suficientemente fuertes como para ser fieles a nosotros mismos / as, incluso ante el enfado o el rechazo del otro.
Si desea tener una relación amorosa, deberá hacer el trabajo de vinculación Interna necesario para desarrollar una identidad adulta fuerte que pueda ser una poderosa defensora de su libertad personal.
Por Margaret Paul para YourTango.com
Publicado por Psych Central, haga clic aquí para acceder al enlace original en inglés.
Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

“Quiero que me digan lo que no deseo escuchar”

face.jpg

LV | Foto: Ana Jiménez del enlace original en La Vanguardia

El buscador

Inquieto, incapaz de dejar de hacerse preguntas y rápido, muy rápido. Su currículo es inmenso, fundador del Centro (de referencia mundial) de Innovación en Salud Global de la Universidad de Toronto, y de la escala de Jadad, la herramienta más utilizada para evaluar la calidad de los ensayos clínicos en el mundo. Pionero en el tratamiento y estudio del dolor, lidera la Iniciativa Global para una Buena Muerte. Reconceptualizó el concepto de salud y de felicidad. Según la revista Times es uno de los diez hispanos más influyentes del mundo. Pero nada de eso le acomoda. Hace un par de años este vitalista publicó El festín de nuestra vida, que resume su filosofía entusiasta. La UOC acaba de investirle doctor honoris causa.

La persona más importante de nuestra vida somos nosotros mismos. Tenemos una voz interna que siempre está ahí, orientándonos, pero la ignoramos.

Una voz muy loca a veces.

O muy cuerda. Se trata del mí, no del yo, que es el responsable de todos nuestros apegos y una carga muy fuerte. El mí es el que siente. ¿Qué pasaría si tu yo se comunicara con tu mí?

¿No se comunican?

Es una conversación eternamente pendiente que uno aplaca conversando con los otros. Da miedo hacerse ciertas preguntas. Y además enfatizamos el ver para creer, cuando en este momento deberíamos revertirlo.

¿Creer para ver?

Sí, creer en otras posibilidades, tanto personal como colectivamente, porque los modelos de vida que tenemos nos están haciendo más daño que beneficio. Yo provengo del sector de la salud, que en realidad es el de la enfermedad, y soy docente en un sistema que uniformiza.

Esto sí es autocrítica…

El sistema sanitario nos enferma y nos mata, el educativo nos embrutece, el financiero nos empobrece, el alimentario nos envenena y el político nos oprime. Debemos reimaginar, repensar, reconectar. Las preguntas son esenciales.

¿Cuál es su pregunta?

A nivel personal, cómo ser libre (es decir prescindible) y cómo morirme tranquilo, las dos cosas que más miedo nos dan.

Es muy abstracto.

Siendo médico, cómo conseguir que la población esté más sana sin mí que conmigo. A nivel de especie, cómo conseguir alinear nuestras necesidades con la conciencia de ser parte de un superorganismo que va más allá de la Tierra y que no entendemos.

Cierto.

Somos muy arrogantes como especie, y probablemente lo que más nos ayudaría es la aceptación de nuestra insignificancia, naturaleza efímera y dependencia.

¿Cuándo empezó su cuestionamiento?

Cuando era pequeño mis padres se estaban separando y discutían. Me sentía muy solo, pero un día oí mi voz interna, me di cuenta de que no estaba solo y comencé a preguntarme cosas.

Una de sus preguntas, qué es la salud, le llevó a liderar un estudio internacional.

Era algo que me había cuestionado y en un evento en la OMS levanté la mano y lo pregunté. La OMS la definía como un estado de completo bienestar físico, mental y social…, pero ¿quién tiene eso?… Allí estaba la editora del British Medical Journal, que me propuso comenzar una conversación global para averiguarlo.

¿Qué concluyeron?

Que más que una condición debería de ser una habilidad para adaptarnos y gestionar los desafíos físicos, mentales y sociales, y eso nos abre la posibilidad de aprender a ser saludables como sociedad, de enfocarnos en ello. Creer para ver.

¿No estamos enfocados en ello?

Vemos la salud como la ausencia de enfermedad, y ese combate contra la enfermedad nos lleva a una paradoja: los efectos secundarios de los medicamentos, las complicaciones de las intervenciones y los errores son la segunda o tercera causa de muerte en los humanos.

También preguntó a sus colegas si querrían morir como sus pacientes.

Sí, en un congreso internacional sobre cuidados paliativos, una de mis áreas, y nadie levantó la mano. Eso me llevó a otro gran estudio cuyo resultado es que queremos morir en casa, sin dolor y rodeados de nuestros seres queridos, y a una iniciativa global para una buena muerte.

Usted simuló su propia muerte.

Superé un diagnóstico de cáncer (2008) y decidí prepararme para la muerte. Me metí en el ataúd. Mi familia cargó el cetro. Escogí mi música fúnebre con la que me despierto a diario.

Poderoso revulsivo contra el desánimo.

Dediqué tiempo a mis remordimientos, a pedir perdón, a agradecer, a enfrentar las frustraciones. “Si tuvieras la oportunidad de repetir indefinidamente tu vida sin poder cambiar nada, ¿querrías?”, preguntó Nietzsche.

¿Quién quiere eso?

Nadie, cierto, pero a mí me sirvió para decirme: A partir de ahora viviré de tal manera que si me dieran esa oportunidad diría que sí. Ese fue el gran cambio, y me busqué cómplices para conseguirlo: mi esposa, mis hijas, mi equipo.

¿Qué les pidió?

Franqueza, que me digan lo que no deseo escuchar. Todos tenemos puntos ciegos en los que no somos capaces de ver cómo nos dañamos y dañamos a los demás. Les pedí que me guiaran para ser mejor compañero, padre, médico. Nos sentamos una vez al mes para hablar de ello.

¿Y qué ha aprendido?

Que hay mucho por desaprender, pero la mayoría son aprendizajes inconscientes, y por tanto sólo nos queda saber cuál es nuestro norte.

¿Y cuál es su polo magnético?

Consciente de que hay que tomar decisiones en la incertidumbre, sólo hago lo que me hace sentirme tranquilo y libre.

Póngame un ejemplo.

Todo lo que tengo cabe en dos maletas. Hace diez años, mi familia y yo probamos de vivir ligeros de equipaje. Nos gustó. Vendimos nuestra casa y lo regalamos todo. Le damos valor a lo que queremos darle valor, todo es un símbolo.

¿Cómo lograrlo a nivel colectivo?

Tenemos de todo en abundancia, salvo dinero, que está diseñado para generar escasez.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Hipnosis. El ritual restaurador que mantiene feliz y capaz de dormir al actor Kevin Bacon

220px-Kevin_Bacon.jpg

Imagen Wiquipedia enlace original

Disfrutar de un descanso de calidad no es fácil. Entre nuestra pareja robándote las sábanas, nuestro perro o gato interrumpiendonos el sueño y miles de millones de cosas que nos pasan por la mente, despertarse sintiéndose totalmente renovado es básicamente como ganar una medalla de oro . Esta es exactamente la razón por la que, cuando Kevin Bacon no podia cogier el sueño, decidió probar la hipnosis.
La hipnosis no es sólo la forma de conseguir que la gente suba al escenario a mostrar sus mejores movimientos de danza o a comportarse como un pato al oír el “clic” de los dedos provocado por el hipnotizador escénico. Este ritual de restauración, que nos sitúa en un estado de “trance” que nos hace más abiertos a sugerencias, ofrece muchos beneficios, tales como reducir el estrés, ayudarnos a gestionar la adicción o, incluso , deshacernos del dolor. Para Bacon, la hipnosis ha sido una manera de conseguir algunas de las mejores noches de sueño de su vida.
“Recientemente empecé a explorar aplicaciones de hipnosis, al principio porque tenía problemas para dormir, y me ayudaron con ello. Después empecé a ver un hipnoterapeuta, para ver cómo era hacerlo con una persona “, dijo el actor a Women ‘s Health. “Me parece que el hipnotismo es realmente fascinante y potente, en términos de salud, sueño y relajación, pero también en términos de felicidad y paz interior”.
Aunque hay un montón de aplicaciones que afirman poder enviarnos a un trance o estado hipnótico para disfrutar de beneficios tales como dormir mejor y una disminución de la ansiedad, una revisión sistemática publicada en el Diario Internacional de la Hipnosis Clínica y Experimental (International Journal of Clinical and Experimental Hypnosis) encontró que no hay pruebas de que funcionen realmente. Si queremos arreglar nuestro horario de sueño a través de la hipnosis, es recomendable reunirse con un experto cara a cara primero, para obtener los mejores resultados.
Publicado por wellandgood.com
Tehrene Firman, 8 de febrero de 2018. Para leer desde el enlace original, en inglés, haga clic aquí.
Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Hipnosis para el alivio y control del dolor

pain.jpg
La hipnosis es probable que sea efectiva para la mayoría de personas que sufren diversas formas de dolor, con la posible excepción de una minoría de pacientes resistentes a intervenciones hipnóticas.
La hipnosis es un conjunto de técnicas diseñadas para aumentar la concentración, minimizar las distracciones habituales y aumentar la capacidad de respuesta a las sugerencias para alterar los pensamientos, los sentimientos, el comportamiento o el estado fisiológico. La hipnosis no es un tipo de psicoterapia. Tampoco es un tratamiento en sí mismo; más bien, es un procedimiento que se puede utilizar para facilitar otros tipos de terapias y tratamientos. Las personas difieren en el grado en que responden a la hipnosis. La clave para hipnotizar es la medida en que una persona es hipnotitzable, que es un rasgo diferencial individual muy fiable y estable que promueve la apertura a sugerencias hipnóticas.
La investigación muestra que la hipnosis funciona como parte de un programa de tratamiento para una serie de condiciones psicológicas y médicas, y el alivio del dolor es una de las áreas más investigadas, tal como se muestra en un estudio del 2000 de los psicólogos Steven Lynn, PhD, Irving Kirsch, PhD, Arreed Barabasz, doctor, Etzel Cardeña doctorado y David Patterson doctor. Entre los beneficios asociados con la hipnosis, está la capacidad de alterar los componentes psicológicos de la experiencia del dolor que pueden tener efectos sobre un dolor intenso.
En los últimos años, la evidencia anecdótica y, a veces exagerada, de la efectividad de la hipnosis para reducir la sensibilidad al dolor, conocida como Hipno-analgesia, ha sido complementada por experimentos bien controlados. En su revisión de los estudios clínicos controlados en 2003, el doctor Patterson y su socio psicólogo Mark Jensen, PhD, encontraron que la hipnoanalgesia se asocia con reducciones significativas en: valoraciones del dolor, necesidad de analgésicos o sedación, náuseas y vómitos, en hospitales. La hipnosis también se ha asociado con un mejor resultado general después del tratamiento médico y una mayor estabilidad fisiológica. Los cirujanos y otros profesionales de salud han manifestado grados de satisfacción significativamente más altos con sus pacientes tratados con hipnosis que con los otros pacientes.
Según la formulación de la sugerencia hipnótica, los componentes sensoriales y / o afectivos del dolor y las áreas cerebrales asociadas pueden verse afectadas (tal como lo demuestra la búsqueda de imágenes del cerebro del neuropsicólogo Pierre Rainville, doctorado, y colaboradores, en 1999 ). Los pacientes que son más receptivos a sugerencias hipnóticas en general, o muy hipnotizables, han encontrado un alivio mayor y más duradero en las técnicas de hipnosis, pero las personas con moderada suggestibilidad (la mayoría de las personas) también muestran mejoras. Factores como la motivación y la complicidad con el tratamiento también pueden afectar a la capacidad de respuesta a las sugerencias hipnóticos.
 La revisión de Patterson y Jensen concluyó que las técnicas hipnóticas para aliviar el dolor agudo (resultado del daño teórico) son superiores a la atención estándar, y a menudo mejor que otros tratamientos reconocidos para el dolor. Además, el análisis de costes de 2002 de los radiólogos Elvira Lang, MD y Max Rosen, MD, que comparaban la sedación intravenosa consciente con sedación hipnótica durante el tratamiento de radiología, encontraron que el coste de la intervención hipnótica era la mitad del coste del procedimiento de sedación estándar. El dolor crónico, que continúa más allá del tiempo habitual para recuperarse de una lesión, normalmente implica factores psicosociales interrelacionados y requiere un tratamiento más complejo que el del dolor agudo. En el caso del dolor crónico, la revisión de Patterson y Jensen encontró que la hipnosis era constantemente mejor que no recibir tratamiento y equivalente a las otras técnicas que también utilizan la sugerencia para sensaciones competidoras, como la relajación y el entrenamiento autogéno (que es similar a la autohipnosis).
 
importancia
Un metanálisis (un estudio de estudios) del 2000 de 18 estudios publicados por los psicólogos Guy Montgomery, PhD, Katherine Duhamel, PhD y William Redd, mostró que el 75% de los participantes clínicos y experimentales con diferentes tipos de dolor obtuvieron sustancial alivio del dolor a partir de técnicas hipnóticas. Por lo tanto, la hipnosis es probable que sea efectiva para la mayoría de personas que sufren diversas formas de dolor, con la posible excepción de una minoría de pacientes resistentes a intervenciones hipnóticas. Los Dres. Patterson y Jensen indican que las estrategias hipnóticas son equivalentes o más efectivas que otros tratamientos, tanto para el dolor agudo como crónico, y probablemente ahorran tanto dinero como tiempo para los pacientes y los médicos. Las pruebas sugieren que la hipnosis podría considerarse un estándar de tratamiento a menos que la persona no responda o demuestre una fuerte oposición contra ella.
aplicación práctica
La analgesia hipnótica es probable que disminuya el dolor agudo y crónico en la mayoría de las personas, y ahorre dinero en procedimientos quirúrgicos. La analgesia hipnótica se ha utilizado con éxito en varias intervenciones en numerosas clínicas, hospitales, centros de cuidado de quemaduras y oficinas dentales. Para el dolor agudo, ha demostrado ser eficaz en la radiología intervencionista, varios procedimientos quirúrgicos (p. Ej., Apendectomía, Excisiones tumorales), el tratamiento de quemaduras (cambios de vestir y la dolorosa eliminación de tejidos de la piel muertos o contaminados) dolor de aspiración de médula y dolor relacionado con el trabajo dental, especialmente con respecto a los niños. Las condiciones crónicas de dolor para las que se ha utilizado la hipnosis incluyen, entre otros, dolor de cabeza, dolor de espalda, fibromialgia, dolor relacionado con el carcinoma, dolor de trastornos mandibulares temporales y dolor crónico mixto. La hipnosis puede aliviar los componentes sensoriales y afectivos de una experiencia de dolor, que puede ser todo lo que se requiere para paliar el dolor agudo. Las condiciones crónicas, sin embargo, pueden requerir un plan integral que tenga como objetivo diferentes aspectos, además de la experiencia del dolor. El paciente puede necesitar ayuda para aumentar los comportamientos que fomenten el bienestar y la actividad funcional (por ejemplo, ejercicio, buena dieta) que desafíen patrones de pensamiento defectuoso (p. Ej. “No puedo hacer nada hacia mi dolor”), restaurar la capacidad de movimiento y la mecánica del cuerpo apropiada, etcétera. Los médicos que utilizan Hipno-analgesia deberían estar al día en otros tratamientos para el dolor, además de la hipnosis, consultar con otros especialistas, según sea el caso, e integrar diferentes estrategias para proporcionar el alivio más efectivo y duradero del dolor.
Referencias
Lang, E. V., & Rosen, M. P. (2002). Coste analysis of Adjunct Hypnosis with sedation during outpatient interventional radiológica procedures. Radiology, 222, pp. 375-82.
Lynn, S. J., Kirsch, I., Barabasz, A., Cardeña, E., & Patterson, D. (2000). Hypnosis as an empirically supported clinical intervention: The state of the evidence and a look to the future. International Journal of Clinical and Experimental Hypnosis, Vol. 48, pp. 235-255.
Montgomery, G. H., Duhamel, K. N., & Redd, W. H. (2000). A meta-analysis of hypnotically induced analgesia: how effective is Hypnosis? International Journal of Clinical and Experimental Hypnosis, Vol. 48, pp. 138-153.
Patterson, D. R., & Jensen, M. P. (2003). Hypnosis and clinical pain. Psychological Bulletin, Vol. 129, pp. 495-521.
Rainville, P., Carrier, B., Hofbauer, R. K., Bushnell, M. C., & Duncan, G. H. (1999). Dissociation of sensory and affective dimensiones of pain using Hypnotic modulation. Pain, Vol. 82, pp. 159-71.
American Psychological Association, July 2, 2004. Para leer del enlace original, en inglés, haga clic aquí.
Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

¿Cómo cambia nuestro cerebro a lo largo de la vida?

Las estructuras cerebrales de las mujeres maduran antes que las de los hombres y tardan más en atrofiarse durante la vejez. Son algunos de los resultados de uno de los mayores estudios realizados hasta ahora sobre el desarrollo del cerebro humano, una investigación en la que han participado dos universidades de Valencia.

SINC | | 29 noviembre 2017 15:00

<p>El estudio ha establecido los valores de normalidad de las estructuras cerebrales. / UPV</p>

El estudio ha establecido los valores de normalidad de las estructuras cerebrales. / UPV

¿Cómo va cambiando el cerebro a lo largo de nuestra vida? ¿Cuáles son los valores normales de los volúmenes de las estructuras cerebrales? ¿Existen diferencias en el desarrollo del cerebro a lo largo de la vida entre hombres y mujeres? Un estudio realizado por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), la Universidad de Valencia (UV) y el Centro Nacional para la Investigación Científica de Francia (CNRS, en sus siglas en francés), y publicado en la revista Human Brain Mapping, ofrece respuestas a estas y otras preguntas. 

Un equipo de Informáticos, neurólogos y biólogos de estos tres centros han desarrollado uno de los estudios más exhaustivos realizados hasta la fecha sobre el desarrollo del cerebro humano, por cantidad de casos analizados y rango de edades evaluado – abarca desde que somos bebés hasta la vejez.

La velocidad a la que se atrofia el cerebro es mayor en los hombres que en las mujeres, según el estudio

En total, han analizado 2944 imágenes de Resonancia Magnética de cerebros, de sujetos sanos con edades comprendidas entre los 9 meses y los 95 años. De todos ellos, 1379 eran de mujeres y 1565 de hombres.  Las imágenes pertenecen a bases de datos públicas de nueve instituciones europeas, americanas y australianas.

En su estudio, analizaron los volúmenes del hipocampo, amígdala, putamen, accumbens, globus palidus, tálamo y caudado, además del líquido cefalorraquídeo, sustancia gris y sustancia blanca.

Los resultados han permitido obtener los valores de normalidad de cada estructura cerebral para una edad y sexo determinados. De este modo, este trabajo ofrece también una herramienta de gran valor para el diagnóstico de patologías neurológicas.

“Este estudio establece un marco de referencia; ante una nueva imagen de RM, el profesional médico puede cotejarla y comprobar si los diferentes volúmenes están dentro de la normalidad o si, por el contrario, detecta algún patrón asociado a una enfermedad. Por ejemplo, un volumen inferior a lo esperado del hipocampo implicaría un posible caso de Alzheimer”, apunta José Vicente Manjón, investigador del Instituto ITACA de la UPV.

Diferencias entre hombres y mujeres

En este estudio, se constatan también diferencias existentes en la evolución del cerebro de los hombres y mujeres. Entre otros resultados, han comprobado cómo la velocidad a la que se atrofia el cerebro es mayor en los hombres que en las mujeres y envejecen peor, sobre todo a partir de los 80 años. Además, por norma general, el hipocampo –estructura asociada a la memoria- suele tener, de manera relativa, un volumen ligeramente superior en el caso de las mujeres.

Los investigadores han utilizado volBrain, un software propio que se ha convertido en una herramienta de referencia en estudios del cerebro y neuroimagen

“También hemos visto cómo el cerebro femenino llega a su pico de volumen más pronto que en el de los hombres, sus estructuras cerebrales maduran antes”, añade Enrique Lanuza, del Departamento de Biología Celular, Biología Funcional y Antropología Física de la UV. En el caso de la sustancia blanca, gris y líquido cefalorraquídeo, no se advierten diferencias relativas significativas entre unos y otros.

Para llevar a cabo este estudio, los investigadores utilizaron volBrain, software desarrollado por la UPV y el CNRS en 2015 y que hoy es ya una herramienta de referencia internacional para el estudio del cerebro y el avance de la investigación en neuroimagen. En los dos últimos años, volBrain ha analizado más de 51.000 cerebros y ha sido utilizado por más de 700 universidades, hospitales y centros de investigación de todo el mundo.

“Ahora, integraremos los valores de normalidad obtenidos en este trabajo en volBrain, de forma que cualquier investigador pueda utilizar el sistema y saber de forma automática si la imagen que tiene del caso de estudio en cuestión está dentro de los parámetros de normalidad o, si por el contrario, advierte de una posible patología”, concluye Manjón.

Publicado por agenciasinc.es el 18 de enero de 2018. Para leer desde el enlace original, hacer clic aquí.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario