Identidad de insomnio

La dificultad o imposibilidad de dormir afecta en algún momento de la vida a un tercio de la población adulta. Existen varios tipos de insomnio, de corta o larga duración, causado por situaciones o actividades específicas, eventos concretos o substancias ingerides- desde alcohol, café, hasta fármacos y estupefacientes.
En el caso de que el insomnio sea causado por medicamentos recetados, se recomendará al paciente que visite a su médico para gestionar el hecho, antes de intentar tratamiento hipnoterapèutico.
La hipnoterapia puede emplearse para dirigir cambios de hábito y comportamientos que pueden estar contribuyendo a el insomnio, como por ejemplo, hacer ejercicio justo antes de ir a dormir, largas siestas, o consumir en exceso substancias como el café , el alcohol o el tabaco. La hipnosis puede ayudar también a aclarar, aliviar o solucionar casos de trauma, ansiedad o depresión, una consecuencia de los cuales puede ser el insomnio.

Identidad de insomnio

Wally Cox Wears Face Mask While Reading

“En la oscuridad, en la tranquilidad, en la tranquilidad solitaria, los afectados se esfuerzan en rescatar el sueño de su vigilia”. Esta frase presenta una nueva revisión del insomnio en la revista “Behaviour Research and Therapy” ( “Investigación y terapia del comportamiento”) que aborda un hecho inquietante observado en los laboratorios del sueño del mundo: el sueño insuficiente no es suficiente para que la gente considere que ellos mismos sufren de insomnio … y el sueño deficiente puede incluso no ser necesario. El documento, de Kenneth Lichstein, en la Universidad de Alabama, explora las implicaciones de la “Identidad de insomnio”: como contribuye a los problemas de salud y como puede ser un obstáculo para la recuperación.

El sello distintivo del insomnio a menudo consiste en un sueño tan pobre que afecta nuestra función diaria. Esto implica que una persona con insomnio tendrá un sueño deficiente, medido objetivamente, y que se quejará de su falta de sueño. Para tener una idea de cómo interactúan el dormir deficiente y los informes de insomnio, Lichstein revisó veinte estudios que miden cada uno de estos aspectos por separado, con preguntas como “¿Cuánto tiempo os cuesta empezar a dormir?”, De un lado, y por otro, preguntas como “¿Estás satisfecho con tu patrón de dormir?” o las pruebas directas sobre la confianza que una persona podía tener hacia la certeza de estar sufriendo de insomnio.


La evidencia muestra que el sueño pobre, en sí mismo no es suficiente para producir insomnio. Un estudio de 1995 examinó 400 voluntarios de la comunidad (55 años o más), y encontró que la mayoría de las personas que sufrían técnicamente de un dormir pobre (en este caso, seis meses en que tardaban 30 minutos o más antes de quedarse dormidos al menos tres noches por semana) no sufrían de angustia ni se consideraban Insomnes. Estos “sujetos con patrones de dormir deficientes que no se quejaban” no se encontraban más alterados en términos de fatiga diaria que aquellos dormían bien, ni mostraban ansiedad.

Los estudios que utilizan la polisomnografía (que incluyen grabaciones de ondas cerebrales y otras medidas fisiológicas del estado del sueño) y los diarios del sueño, consideradas ambas maneras más precisas de establecer la calidad del sueño que el simple recuerdo de los hechos, han reforzado estos hallazgos. Las personas que no se quejaban tenían niveles de ansiedad y depresión no más altas que la población general. Y un gran conjunto de datos de 1700 participantes mostró que mientras que los patrones de dormir cortos se asociaron con un aumento del 350-500 por ciento en la hipertensión (correlacionada con la gravedad del déficit del sueño), este no era el caso de personas que no se consideraban que tenían insomnio, para quienes no había relación entre la duración del sueño y la presión arterial. Por lo tanto, un patrón de dormir pobre no provoca inevitablemente la experiencia del insomnio ni produce los efectos de salud asociados al insomnio.

Por otra parte, el sueño insuficiente no es estrictamente necesario para que la gente se queje de que tienen insomnio. Los estudios de polisomnografía y diarios del sueño muestran claramente que las personas con patrones de sueño que no cumplen criterios clínicos para un sueño deficiente, sin embargo, pueden creer que padecen insomnio. Además, estos “sujetos con patrones de dormir corrrectos pero que se quejan” pueden tener una gran discapacidad en términos de fatiga diaria, ansiedad y depresión similar a aquellos que sí sufren un déficit clínico de sueño. Los trabajos recientes sugieren que la calidad del sueño que experimentamos no tiene, en sí mismo, ninguna relación con pensamientos suicidas. Los pensamientos suicidas están, en cambio, relacionados con si la persona siente que tiene problemas de sueño, independientemente de si los tiene o no.

Resumiendo los principales estudios separan la calidad del sueño de los de la queja de insomnio, Lichtstein informa que el 37% de las personas que se quejan de insomnio “no tienen un dormir deficiente según las normas convencionales”. Esto no quiere decir que su sueño sea impecable, o que no sea peor que el de la media de alguna manera, pero ciertamente cae dentro del alcance normal. Por otro lado, muchas personas con niveles no-normales de problemas de sueño pueden ir viviendo como si estuvieran libres de insomnio.Què está pasando?
Lichstein sugiere que los sujetos con patrones saludables de dormir que se ven a ellos / ellas mismas como Insomnes experimentan una especie de “identidad de insomnio” impulsada por la forma en que piensan sobre el sueño (de acuerdo con ello, la terapia conductual cognitiva / CBT, que se ocupa de estos patrones de pensamiento, es una intervención efectiva para el insomnio) por ejemplo, las personas con identidad de insomnio podrían haber adquirido expectativas poco realistas, por ejemplo, considerando un período de vigilia de 15 minutos antes de poder dormirse como una experiencia aberrante. Los temperamentos ligados a la hipocondria, o susceptibles a un pensamiento catastrófico (que se cree que contribuyen a algunas enfermedades crónicas) pueden interpretar eventos menores como síntomas o exagerar sus implicaciones. Si los síntomas están en remisión, los Insomnes pueden ser hipervigilants incluso para un sueño pobre de una sola noche como prueba de que “el insomio está volviendo a aparecer”. Estas ansiedades hacen que el sueño sea más duro de conseguir y también informan los ratos cercanos a la existencia del sueño con el temor a que Lichstein alude en su frase de apertura. En principio, estar en la cama puede convertirse en un infierno incluso si las dificultades reales para dormir no son notables, o apenas se diferencian de aquellas de un sujeto con patrones de dormir pobres pero  a los que no da importancia.

Puede ser especialmente difícil para los terapeutas ayudar a personas con identidad de insomnio, incluso cuando un terapeuta consiga ayudar a un cliente de este tipo a mejorar su sueño, es probable que su creencia de que tiene un problema perdure. La investigación sobre el estigma del insomnio sugiere que es común que las personas que sufren este problema se sientan cuestionadas sobre la certeza real de este problema; esto podría producir incentivos perversos para la hipervigilancia entre aquellos con una identidad de insomnio y un sentido claro de que su problema es real y severo.

Como el diagnóstico de insomnio generalmente comienza con la queja de una persona sobre el sueño, y la mayoría de las prácticas médicas ofrecen, como máximo, una evaluación simbólica del sueño antes de proporcionar este diagnóstico, puede haber muchas personas que sufren por su identidad de insomnio más que por una falta realde sueño. Lichtstein recomienda que, además de la TCC, exploremos prácticas como la conciencia plena o “mindfulness” y las prácticas dialécticas que hacen que el paciente pueda cuestionar suposiciones a través de preguntas como: ¿qué es el sueño normal? El sueño necesita ser perfecto? Necesito verme a mí mismo como un Insomne? De este modo, la psicología puede resolver una aflicción que mantiene a muchos en una miseria innecesaria.

Imagen: New York, 1953, television cómico Wally Cox tries out some innovations at a retailing store that is an Insomniac s paradise – the Lewis & Conger Sleep Shop (Getty Images).

Publicado por BPS Research digest.

Para leer dede el enlace original, en inglés, hacer clic aquí.

Anuncios
Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , | 1 Comentario

La segunda mujer en parir bajo hipnosis en Irán

baby.jpg

Imagen del enlace original en ifpnews.com

El doctor Mahdi Fat’hi, en una entrevista de Farsi con el IRNA, dijo: “La madre, de 27 años, dio a luz a un niño con hipnoterapia que se realizó bajo la supervisión del ginecólogo, el doctor Qodsiyeh Alavi “.

Destacando que la madre y el bebé se encuentran en buen estado en ese momento, “Cuando empiezan las contracciones uterinas, la hipnosis ayuda a la madre en el proceso de parto”, dijo. “En este método, la madre embarazada estaba preparada para el parto,  mediante un proceso de creación de imágenes mentales que comenzó un mes antes diciéndole que su parto no tendría dolor. Mientras estaba tumbada en la cama, la madre se sentía a sí misma caminando por la naturaleza con su hijo “.

.Fat’hi continuó diciendo que Mashhad es el centro de hipnoterapia en Irán, y hasta ahora han nacido dos bebés a través de la hipnosis en los hospitales de Mina y Sina Bentolhoda. El “Hypnobirthing” se ha utilizado en todo el mundo como uno de los métodos de parto sin dolor durante los últimos 30 años y tiene muchos beneficios “, afirmó. “Cuando empiezan las contracciones uterinas, la hipnosis ayuda a la madre en el proceso de parto”.

Este profesor asociado de Anestesiología de la Universidad Mashhad de Ciencias Médicas señaló que el uso de la hipnosis en el parto reduce entre 80 y 100 por ciento del dolor del parto normal. “La Organización Mundial de la Salud considera que ninguna madre debe tener dolor durante el parto. El nacimiento sin dolor, no usando medicación durante el parto, la inducción de la analgesia posparto y la reducción de la ansiedad del paciente se encuentran entre los beneficios de utilizar la hipnosis en el parto normal, que no tiene efectos secundarios “. Subrayó que guiar un parto con un método hipnótico requiere un médico y una comadrona experimentados y bien entrenados. Por otra parte, la madre debe elegir este método y permitir al ginecólogo utilizarlo.

Fat’hi dijo que hay alrededor de 7.000 expertos en hipnosis en Irán, incluyendo médicos, dentistas, matronas, ginecólogos, enfermeras y psiquiatras.
“De estas, 200 son matronas y cerca de 50 son obstetras y ginecólogos”.

La Sociedad Científica iraní de Hipnosis Clínica se estableció en 1989 con la aprobación del Ministerio del Interior. En 2001, el Departamento de Salud y Educación Médica también aprobó la actividad de esta asociación en materia de tratamientos médicos y psicológicos y emitió una licencia para ello. Esta asociación es la única entidad jurídica autorizada por el Ministerio de Salud y Educación Médica para operar en el campo de la hipnosis y las terapias hipnóticas.La Sociedad Científica iraní de Hipnosis Clínica radica en la ciudad de Mashhad, pero tiene muchas sucursales en todo el país.

La hipnoterapia ahora se utiliza ampliamente en el tratamiento de diversas enfermedades como la esquizofrenia, la psicosis, el retraso mental, el pesimismo, el trastorno de la personalidad y el trastorno obsesivo-compulsivo, y tambien se utiliza en el parto,  la odontología y las cirugías menores limitadas. El primer parto con hipnoterapia en Irán se llevó a cabo en el hospital Sina de Mashhad, en marzo de 2017.

Publicado por ifp.com el 7 de octubre de 2017. Para leer desde el enlace original haga clic aquí.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Por esto nos convertimos en adictos, según la ciencia

addict.jpg

Imagen del enlace original a indy100.com

No tomes la siguiente galleta de chocolate, por supuesto que es fácil, sólo una pequeña demostración de fuerza de voluntad …
Ah, ya te la has comido. Y ahora deseas otra. Si una galleta de chocolate no es tu estilo, sustitúyela  por un sorbo de vino, una caladita de un cigarrillo o, incluso, terminar un proyecto en el trabajo. Todo esto puede ser adictivo.
Pero qué impulsa a algunas personas a buscar varias veces experiencias por encima de otras, incluso a un cierto coste?
Maureen Boyle, del Instituto Nacional de Abuso de Drogas, dijo a Live Science:
La adicción es un trastorno biopsicosocial. Es una combinación de tu genética, tu neurobiología y como interactúan con factores psicológicos y sociales. Esto significa básicamente que la adicción es un trastorno crónico, como la diabetes tipo 2, el cáncer y las enfermedades del corazón. Aunque, afortunadamente, la adicción se puede prevenir y tratar.
Pero, ¿quien es el culpable? la Dopamina. El camino hacia la adicción para todos puede ser diferente, pero las vías del cerebro son prácticamente iguales. La adicción aumenta severamente una sustancia química del cerebro llamada dopamina. Se trata de un neurotransmisor, que significa un transbordador de mensajes a través del cerebro, en el caso de la dopamina, el placer, que refuerza los comportamientos imprescindibles para la supervivencia, como tener sexo y comer alimentos.
Desgraciadamente, las drogas son particularmente buenas para aumentar los niveles de dopamina. Hitoshi Morikawa, profesor de neurociencias de la Universidad de Texas, dijo a Live Science: El problema con las drogas es que hacen el trabajo mejor que las recompensas naturales.


Desarrollar tolerancia y engancharse


Una vez que seguimos utilizando sustancias adictivas, el cerebro intenta reequilibrar la química cerebral y los niveles elevados de dopamina produciendo menos dopamina. Las drogas se convierten en el nuevo normal, sin ellas, la dopamina disminuye, reforzando el hábito. Finalmente, la necesidad precede incluso al placer que conlleva. A medida que la experiencia se ha ido programando e instalando, el cerebro, las personas, los lugares y los eventos pueden quedar tan relacionados con “el fármaco” que desencadenan el deseo de consumirlo.
Factores de riesgo
No todos somos igualmente susceptibles a la adicción.
Todo, desde la genética hasta la pobreza de las redes de apoyo social, puede aumentar la vulnerabilidad.

HT Live Science

Publicado por The independiente el jueves 19 de octubre de 2017 por Mimi Launder. Para leer desde el enlace original, en inglés, haga clic aquí.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

¿Cómo controlar los nervios? 10 estrategias de gestión de estrés

Saber gestionar el estrés y la angustia es clave para afrontar situaciones decisivas en la vida.

Boca seca, sudor, escalofríos, tartamudeo, vacilación, movimientos intestinales…todos estos fenómenos resultan familiares para la mayoría de las personas cuando se enfrentan a una situación que les provoca una elevada tensión emocional.

Y es que casi todos hemos tenido un examen en el que nos jugábamos algo importante, una exposición en público, una cita con alguien que nos interesa o un examen médico. Cuando es importante para nosotros y nos preocupa el resultado final, los nervios nos hacen estar incómodos y tensos e incluso nos pueden jugar malas pasadas como el hecho de quedarnos en blanco.

¿Cómo controlar los nervios? En este artículo encontrarás una serie de recomendaciones que permitan que o bien se reduzca el nivel de nerviosismo o bien no afecte tanto a nuestra ejecución.

El nerviosismo: un fenómeno incómodo pero útil

El nerviosismo y el estrés son fenómenos y reacciones que suelen resultarnos angustiantes y desagradables. Es lógico preguntarse para qué puede servir algo que nos resulta tan aversivo y puede degenerar en reacciones patológicas.

Lo cierto es que el nerviosismo es una reacción a estímulos que preveemos van a suceder en el futuro y supone una ventaja muy adaptativa que permite nuestra supervivencia. De ello se encarga el sistema nervioso autónomo, concretamente el sistema simpático. Provoca que el cuerpo se active y se prepara para reaccionar a la situación que nos representa un activación emocional. Gracias a ello podemos, por ejemplo, estar preparados y atentos en el examen en el que nos jugamos pasar de curso.

El problema se da cuando dicho nerviosismo es excesivo, no cede o nos impide o limita una actuación correcta (como el hecho de quedarse en blanco). En estas ocasiones puede resultarnos desadaptativo. Es por ello que ante elevados niveles de tensión puede resultar de utilidad saber desconectar y controlar los nervios. Veamos cómo se puede hacer eso.

Controlar los nervios: algunas estrategias

A continuación se ofrecen una serie de maneras y aspectos a tener en cuenta para lograr manejar o controlar los nervios. Sin embargo, hay que tener algo claro: estas diferentes recomendaciones pueden servir para reducir el nerviosismo o sus efectos, pero no lo extirpan de raíz.

1. Técnicas de relajación

Las técnicas de relajación son algunas de las primeras y más conocidas recomendaciones para luchar y controlar el nerviosismo. Suelen recomendarse lastécnicas centradas en el control de la respiración y la tensión y distensión muscular, como la archiconocida relajación muscular progresiva de Jacobson. Además, algunos tipos de técnicas no precisan más que unos minutos y pueden llevarse a cabo en cualquier lugar.

2. Mindfulness o meditación

El mindfulness o la meditación nos ayudan a conectar con el presente, relativizar las cosas y concentrarnos en lo importante. El nivel de tensión puede reducirse en gran medida y podemos manifestar un mayor nivel de autocontrol. La meditación con evocación de imágenes relajantes suele ser también de gran utilidad.

3. Técnica de las autoinstrucciones

“No soy capaz de hacerlo” o “me voy a quedar en blanco” son pensamientos que algunas personas tienen cuando se sienten nerviosos. Esto es completamente perjudicial, ya que nuestras expectativas sobre nuestra propia actuación pueden modificar tanto nuestro comportamiento final en la dirección que pensábamos (recordemos el efecto Galatea y la profecía autocumplida).

Por el contrario, sostener pensamientos positivos y creer en nuestras propias posibilidades puede favorecer nuestro desempeño final. Además, darse autoinstrucciones sobre lo que vamos a hacer a continuación favorece que no se nos olviden los aspectos clave.

4. Ensaya y prepara la situación

Muchas veces estamos tremendamente nerviosos por el hecho de que no sabemos cómo vamos a actuar en la situación. Si bien evidentemente no va a ser lo mismo, una buena manera de conocer y mejorar la ejecución es ensayar lo que vamos a hacer o decir. Por ejemplo delante de un espejo o mejor aún, con otras personas diferentes de las que van a participar en la situación temida.

Aunque sea redundante, ensayar nos permite practicar las actuaciones que vamos a llevar a cabo, obtener una visión de nuestras fortalezas y de las cosas que deberíamos mejorar antes de llevar a cabo la actuación y recibir inputs de parte de posibles observadores. Además, nos acostumbramos a la situación, de manera que parte de la sorpresa o novedad no nos afectará tanto en el momento de la verdad.

Suele recomendarse que dichos repasos o ensayos se den en las horas previas al estímulo que provoca el nerviosismo. Sin embargo, a algunas personas les suele ser beneficioso e incluso resultar los momentos de máxima productividad a la hora de prepararse.

5. Prepárate, pero deja lugar a la improvisación

Ensayar es algo necesario pero debemos tener en cuenta que no debemos pretender tenerlo todo preparado y previsto, memorizado como si fuéramos a recitar algo escrito en un papel. Además de que esto último quedaría forzado y poco natural en la mayoría de ocasiones, es necesario que sepamos que vamos a hacer y tener un esquema de la situación en general, pero debemos estar listos para que la situación pueda tener elementos imprevistos.

6. Decatastrofiza

Podemos ponernos en la peor situación posible que se nos ocurra, para a continuación preguntarnos qué ocurriría realmente si pasara lo que tememos. Se trata de relativizar la importancia de lo temido. Suspendemos un examen, la cita va fatal o nos quedamos en blanco. Se ríen de nosotros o perdemos una oportunidad. ¿Y?

Puedo presentarme el año que viene, conseguir otra cita con el o la persona en cuestión o llevar a cabo otra obra. Eso no va a acabar con nosotros. El objetivo de este tipo de actuación es darle a las cosas la importancia que tienen, ni más ni menos.

7. Exponte a la situación y evita la evitación

Un error que mucha gente comete no solo ante un nerviosismo normal, sino también ante una ansiedad patológica es la de evitar la situación temida. Ello solo refuerza el miedo a lo que está por venir y empeora nuestras capacidades de hacerle frente. No se trata de provocarnos el miedo por placer, sino de aprender a afrontarlo de manera adaptativa.

8. Consume bebidas que permitan relajarte y evita los excitantes

El café, las bebidas energéticas o otras sustancias excitantes harán que el nivel de activación aumente, cosa que generará un nerviosismo aún mayor. Es por ello que debemos evitarlos especialmente en los momentos previos a la situación que nos provoca nerviosismo. Por el contrario, puede ser beneficioso tomar bebidas relajantes como la tila o la manzanilla. En algunos casos extremos también puede llegar a consumirse algún tipo de fármaco tranquilizante, solo por indicación médica.

9. Haz deporte

El ejercicio activa nuestro organismo, pero también puede permitir desocupar la mente y tranquilizarnos. Se generan endorfinas y otras sustancias que facilitan disminuir la tensión interna. Es útil realizar ejercicios que nos dejen relajados, pero no es necesario que se hagan hasta caer rendido. Correr o nadar suelen ser algunos de los ejemplos típicos de ejercicios útiles.

10. Contacto con la naturaleza

Notar el viento y la brisa, el tacto de la hierba o la arena, el frío del invierno o la luz del sol puede ser muy placentero. Además, se ha manifestado que estar en contacto con la naturaleza puede resultar relajante y disminuir en gran medida nuestros niveles de tensión. Esta recomendación puede ir de la mano con la de hacer ejercicio.

por Oscar Castillero Mimenza

Para Psicología y Mente. Leer desde el enlace original haciendo clic aquí.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

El fabuloso poder de la hipnosis

Para ver con subtítulos en castellano o inglés, haga clic aquí para el enlace original a arte.tv.fr
Muy popular para la anestesia y el tratamiento del dolor, la hipnosis ahora también se utiliza para vencer las fobias, la depresión y las adicciones. Investigamos las virtudes terapéuticas de esta sorprendente práctica.
Muy considerada como un engaño digno de manipuladores de salón, la hipnosis experimenta un renovado interés de la profesión médica, especialmente porque muchos estudios científicos demuestran su eficacia, especialmente como método de anestesia y tratamiento del dolor. Un número creciente de hospitales utilizan la hipnoterapia durante las cirugías para desviar el paciente del estrés y para aliviar el dolor postoperatorio e incluso las reacciones inflamatorias. Porque la hipnosis “reprograma” nuestra percepción de la realidad. La imagen cerebral revela que la persona que se somete a esta experiencia alterada de la conciencia ve primeramente la actividad de su cerebro reducida a un estado de relajación, lo que la pone a disposición de la sugestión. Durante esta segunda fase, las redes de emoción, visión y sensación trabajan intensamente y la actividad del cerebro se ve profundamente alterada.
Los misterios del cerebro
Tratamiento de las adicciones, fobias o traumas … A través de entrevistas con científicos, médicos y pacientes, este documental ofrece una visión emocionante de las perspectivas terapéuticas de la hipnosis. Una experiencia de semi-conciencia que testimonia una vez más los misterios y el poder de nuestro cerebro, que “ve lo que cree”. Hoy en día, los atletas de alto rendimiento también utilizan esta técnica para controlar mejor su mente y aumentar su rendimiento. Pero la película también advierte contra la deriva en la materia, el mismo éxito del método, expone nuestra hipervulnerabilidad.
Para ver desde el enlace original a arte.tv.fr, haga clic aquí.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Los cuatro trucos para mejorar tu memoria

memoria

Imagen del enlace original en El País

Imagina que pudieras memorizar las cartas de una baraja colocadas aleatoriamente en noventa segundos, o una secuencia de más de cien dígitos en menos de cinco minutos. ¿Imposible? No, Chester Santos ha sido capaz de hacerlo, lo que le ha supuesto, junto a otras pruebas, convertirse en el campeón de memoria en Estados Unidos hace unos años. Y lo que lo ha hecho posible ha sido el entrenamiento, algo que todos en mayor o medida podemos hacer para recordar mejor las cosas según Wendy Suzuki, directora del laboratorio de investigación de Nueva York. Veamos cómo conseguirlo en cuatro fáciles claves.

La primera clave sencilla para mejorar la memoria es la repetición. Seguro que tienes la experiencia de recordar fácilmente un movimiento de baile, de deporte o de conducción cuando lo has repetido un sinfín de veces. El motivo es químico. Hemos generado un nuevo hábito, es decir, un nuevo cableado neuronal, que actúa inconscientemente. Por eso no es de extrañar que sin darte cuenta te hayas dirigido al trabajo en coche cuando realmente querías ir a otro sitio. No es que estés obsesionado, sino que la repetición genera un nuevo surco en la memoria que te juega buenas (o malas) pasadas. Por eso, si quieres aprender algo nuevo, el primer punto es repetir, repetir y armarte de paciencia.

Otra clave para recordar cosas nuevas es la asociación. Según la conferenciaTED de Chester Santos, este es su truco cuando memoriza una lista de nombres como, por ejemplo, mono, pesas, casa… En vez de fijarse en la palabra, crea una historia que le ayuda a recordarlo, tipo “el mono está haciendo pesas en una casa…”. La asociación puedes llevarla a tu día a día de muchos otros modos, como a la hora de recordar los nombres de personas que acabas de conocer, algo que, por cierto, solemos olvidar con facilidad según ha demostrado la ciencia (una buena explicación para no sentirnos mal con nosotros mismos). Por ello, el truco es asociar cada nombre a una persona que ya conoces anteriormente. De este modo, cuando te presentan a Juan, por ejemplo, evocas a un amigo tuyo que también se llame así. Si aplicas este pequeño truco, muy posiblemente te resulte más sencillo acordarte de su nombre.

La resonancia emocional es otro de los pegamentos de la memoria. Seguro que recordarás qué estabas haciendo cuando supiste lo del 11S o cuando te dieron una noticia que te sorprendió, o un momento en el que disfrutaste muchísimo. El motivo se debe a la amígdala, la zona del cerebro emocional que tiene la cualidad de registrar sensaciones intensas. Por ello, todo aquello que hayas vivido con intensidad emocional te será más fácil de memorizar, como una asignatura que te gustara mucho en el colegio o la visita que hiciste a algún lugar que te fascinó. Así pues, en la medida en que algo te guste, incluirás emociones y te resultará más fácil memorizarlo.

Y por último, el cuarto truco es la novedad. Lo nuevo atrae a nuestro cerebro y lo recuerda. Esto se debe también a la resonancia emocional que nos despierta. Por ello, resulta más fácil recordar los nombres anteriores del ejemplo de mono, pesas, casas, etc., si la historia que construyes es sorprendente o descabellada. Un mono haciendo pesas no es muy habitual, sin duda. Podríamos decir que a nuestro cerebro le gusta divertirse un poco. Por ello, si utilizas también tu imaginación y creatividad a la hora de escribir las cosas que no quieres que se te olviden, se lo pondrás más fácil a tu memoria. Le es más fácil recordar palabras decoradas o pintadas artísticamente que recogidas en un documento de Excel.

En definitiva, la mayor parte de los mortales deseamos tener mejor memoria. Como dicen los expertos y los científicos, esta puede entrenarse si somos capaces de repetir lo que es nuevo, de asociarlo a conceptos que ya conocemos, de vincularlo a emociones y de jugar con la novedad.

El País,

Para leer desde el enlace original, hacer clic aquí.
Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

El tratamiento del miedo con la HIPNOSIS

fear.jpg

Imagen del enlace original en star2.com

Muchas personas asocian la hipnosis con magos sospechosos que atraen a la gente hacia el escenario y hacen que hagan algo vergonzoso en nombre del entretenimiento. Sin embargo, la hipnosis también se puede utilizar en psicoterapia y medicina.
“En un contexto médico, la hipnosis funciona de la misma manera que lo hace en el escenario”, dice el profesor Dirk Revenstorf de la Sociedad Milton Erickson para la Hipnosis Clínica.
Sin embargo, en la terapia, no está dirigida a lograr la obediencia. “El libre albedrío del paciente no está comprometido”, dice el Prof. Revenstorf.
Las fobias, los trastornos del sueño y el desgaste, por ejemplo, se pueden tratar con la ayuda de la hipnosis.
El profesor Revenstorf cita el ejemplo de una paciente que tenía miedo de volar. Él la animaba a centrarse en un recuerdo donde había estado en una situación que era peligrosa, pero donde no tenía miedo.
En un momento de trance hipnótico, la mujer volvió a la memoria donde, siendo una niña, había recorrido una carretera accidentada sentada en el manillar de la bicicleta de su padre y aún así se había sentido totalmente segura. En la hipnosis, logró transferir esta sensación de seguridad a la situación dentro de un avión.
“Durante la hipnosis, el paciente alcanza un estado infantil e ingenuo en que se abre a las cosas que normalmente le suceden irracionalmente”, explica Prof. Revenstorf. Esto hace de la hipnosis una herramienta muy efectiva en el ámbito de la psicoterapia.
Sin embargo, requiere una relación de confianza particular entre el terapeuta y el paciente, señala. El paciente sólo debería confiar en médicos y psicoterapeutas que se hayan formado como hipnoterapeutas y que estén debidamente certificados como tales. – dpa.
Lee más
Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario