Disfemia

Este es el término clínico con el que se conoce el tartamudeo coloquial. Esta imposibilidad de fluencia verbal se presenta en diversas formas y comportamientos, a menudo acompañados de una sensación de pérdida de control. No se conoce el causante de la disfemia pero sabemos que no es debida a ningún problema con la boca, lengua, cuerdas vocales o respiración. Parece que esta condición se desarrolla normalmente durante los años entre 2 y 5, edad en la que el lenguaje se empieza a aprender. También se considera la posibilidad de que la experiencia de estrés emocional haya provocado su aparición.
La disfemia puede ser acentuada dependiendo con quien la / el paciente esté hablando, por ejemplo ante figuras con autoridad-como profesores, con la/el jefe/a en el trabajo etc. -. Presión temporal, excitación, confusión o fatiga son otros factores que pueden afectar esta condición.

Aparte de dirigirse hacia la disfemia directamente, la hipnoterapia puede contribuir a reducir, incluso a erradicar, comportamientos o estados de ánimo que causan o influyen en el comportamiento verbal. Desde el tratamiento de una experiencia traumática experimentada en el pasado y causante de la condición, hasta la falta de autoconfianza, la dificultad para hacerse valer, la excitación excesiva, la confusión y la falta de sueño o fatiga general.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s