Control del estrés

La sociedad moderna nos procura una serie de motivos causantes de estrés como pueden ser, entre otros:

Temas económicos
Temas profesionales
Temas sentimentales
Temas ambientales
Cuestiones relacionadas con la pérdida de gente querida
Cambios provocados por la jubilación

Las consecuencias del estrés pueden ser de corta duración, como por ejemplo dolor de cabeza, insomnia, dolores musculares o la debilitación de nuestro sistema inmunitario. A nivel psicológico del estrés puede causar sentimientos de impotencia y de baja autoestima que pueden llevarnos a aislar-nos del resto de la sociedad. A largo plazo, el estrés puede provocar o contribuir a la formación de úlceras, a la hipertensión e incluso al ataque de corazón o hemorragia cerebral. A nivel psicológico, la depresión crónica puede también ser estimulada por un nivel de estrés incontrolado.

En la sociedad moderna, la mayoría de estresantes son psicológicos. Aún así nuestro organismo reacciona como si se tratara de estresantes físicos, y dispara el reflejo de huida o lucha. En Inglés este reflejo se llama “Fight or Flight Response”. A este, se podríamos añadir el “Freeze”, que significa el “congelamiento”. Esto quiere decir que, en ocasiones estresantes, una de las reacciones posibles del organismo es aquella de quedarse completamente estático, inmóvil, como congelado. Todo esto son estrategias del organismo para ayudarnos a sobrevivir de la mejor manera posible. Aunque algunas de estas estrategias no han evolucionado al mismo ritmo que la sociedad, y hoy en día nos resultan ineficaces, y en ocasiones, interferir negativamente en nuestra vida diaria.

La hipnosis practicada por sí sola estimula un estado de relajación y concentración en el que se consigue un equilibrio homeostático entre los sistemas nerviosos autónomos simpático y Parasimpático. Esto quiere decir que se forma un equilibrio entre la acción y el descanso, tanto a nivel consciente como subconsciente, afectando positivamente la actividad de los órganos internos como, por ejemplo, el corazón y los intestinos. La práctica regular de la auto hipnosis promueve este equilibrio y entrena al subconsciente a experimentar una situación óptima para el bienestar y la salud del organismo, de modo que, cuando este asigui necesaria, nuestro organismo podrá acceder a este estado de forma fácil y rápida, hasta llegar de forma subconsciente, sin tener que pensar conscientemente.

Aparte de eso, la hipnoterapia ofrece técnicas para trabajar de forma separada muchos de los síntomas y condiciones provocadas por el estrés, como pueden ser la insomnia, la falta de autoestima, el control de la rabia, el control de la alimentación, la depresión, las relaciones sociales o relaciones sexuales, entre otros.

Información adicional:

Los efectos anti-ansiedad de la Meditación visibles en imágenes del cerebro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s