¿Es el síndrome de intestino irritable (SII) un problema psicológico?

Hay múltiples causas, incluida una que incide en el estado de ánimo.

Photo by Kat Jayne on Pexels.com

No es divertido tener problemas con los intestinos. Hay que descartar cualquier pudor y hablar con nuestro médico sobre el síndrome del intestino irritable (SII). Hay formas de sentirse mejor. Tampoco es un problema psicológico exclusivamente o que debiera llevar un terapeuta o psiquiatra, aunque puede tener un desencadenante que se relacione con el estado de ánimo.

Entre el 7 y el 21 por ciento de los estadounidenses tienen SII. A menudo se presenta como una puñalada o un calambre en la parte inferior del abdomen después de comer y tener que correr al baño. es posible que se trate SII con diarrea (SII-D). Algunos sienten un dolor similar pero tienen estreñimiento (SII-C) y muchas personas alternan entre los dos (SII mixto).

No se debe confundir con la enfermedad inflamatoria intestinal (EII), que causa algunos de los mismos síntomas. Su médico realizará pruebas para descartar EII.

Para ser diagnosticado de síndrome de intestino irritable (SII), los síntomas generalmente deben ocurrir durante al menos tres meses. El SII a menudo aparece después de un virus estomacal temporal.

No está claro qué causa el SII y en quién. Es posible que con el tiempo sepamos algo más que el diagnóstico -una colección de síntomas-. Agrupa varios problemas, y es posible que se tenga solo uno o dos o más.

Por ejemplo, el dolor es un problema nervioso; el dolor en el síndrome del intestino irritable puede ser agudo, posiblemente causado por nervios extra sensibles en el intestino, según el Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales.

Puede coincidir con estrés. Es común que las personas tengan reacciones intestinales agudas al estrés. Sabemos que el SII es más común en personas que tienen un trastorno de estrés postraumático y las personas con SII suelen tener ansiedad y depresión. La hipnosis ha ayudado a muchos pacientes. ¿Significa esto que el SII es un problema psicológico? Bueno, la psicología lo afecta, pero eso no significa que se pueda controlar por completo con la actitud mental.
Es posible que exista una alteración de la serotonina, posiblemente relacionada con el microbioma. ¿Cómo funcionaría esto? El microbioma en el intestino puede aumentar la producción de serotonina (la misma serotonina de los antidepresivos comunes). La mayor parte de la serotonina del cuerpo se encuentra en el intestino y sabemos que los niveles de serotonina influyen en el SII.

La diarrea parece tener su propia cadena de causas. Hasta un tercio de los pacientes diagnosticados con SII-D tienen una condición llamada malabsorción de ácidos biliares. El hígado usa la bilis para descomponer la grasa. Si ingresa demasiada bilis al colon se puede desencadenar diarrea. La bilis adicional también puede ocurrir debido a una escasez de la hormona ileal, que normalmente regula este sistema.

Es posible que exista un crecimiento excesivo de bacterias en el intestino delgado. Algunas investigaciones sugieren que esto es común en pacientes con SII-D.

La digestión puede ocurrir más abajo de lo normal en el colon. A algunas personas con SII les ayuda una dieta que restrinja los FODMAPS (oligosacáridos, di, monosacáridos y polioles fermentables). Estos carbohidratos de cadena corta, que se absorben mal en el intestino delgado, normalmente se fermentan cerca de la parte superior del intestino grueso o colon. Millones de bacterias se ponen manos a la obra para descomponerlos, adquiriendo energía, y el proceso libera los ácidos grasos de cadena corta necesarios. Pero en algunas personas con SII, una investigación preliminar sugiere que el proceso de fermentación puede ocurrir más abajo en el colon, por lo que los ácidos no se liberan del mismo modo.

Es posible que falten las bacterias necesarias. El microbioma es tan individual como una huella digital. Pequeñas diferencias pueden agravar los síntomas del SII..

Idealmente, el tratamiento variaría con una buena comprensión de la causa. Sin embargo, en este momento el tratamiento del SII es de prueba y error. Es posible que se ofrezca una dosis baja de un antidepresivo. Se puede probar la dieta baja en FODMAPS o los probióticos. También vale la pena probar la hipnosis.

Entonces, ¿el SII es un problema psicológico? Como ocurre con muchas afecciones, la respuesta es Sí y No. Existe la posibilidad de cambiar sus síntomas manejando las respuestas al estrés. Pero cualquiera que diga “todo está en la cabeza” ignora la medicina, en general. La mente afecta al cuerpo, que afecta a la mente, que afecta al cuerpo.

Una versión de esta historia aparece en Your Care Everywhere.

Temma Ehrenfeld es una escritora científica con sede en Nueva York y ex-editora asistente de Newsweek.

Publicado por Psychology Today el 10 de septiembre de 2020. Para leer el enlace original en inglés, haga clic aquí.

Acerca de Anna Pons

Certificat (CPPD), Post Graduat Certificat (PGCert) i Post Graduat Diploma (PGD) en Hipnoteràpia Clínica, London College of Clinical Hypnosis (LCCH) i Universitat de West London (UWL)
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s