Los neurocientíficos han identificado cómo cambia exactamente una respiración profunda tu mente

blaze dangerous fire fire breathing

Photo by Pixabay on Pexels.com

 
La respiración se considera tradicionalmente como un proceso automático impulsado por el tronco cerebral: la parte del cerebro que controla las funciones de soporte vital como los latidos del corazón y los patrones de sueño. Pero una investigación nueva y única, que involucra grabaciones hechas directamente desde el cerebro de humanos sometidos a neurocirugía, muestra que la respiración también puede cambiar el cerebro.

En pocas palabras, se demostró que los cambios en la respiración, por ejemplo, respirar a diferentes ritmos o prestar atención a las respiraciones, comprometen diferentes partes del cerebro.

La capacidad de los humanos para controlar y regular su cerebro es única: por ejemplo, controlar las emociones, decidir permanecer despierto a pesar de estar cansado o suprimir los pensamientos. Estas habilidades no son triviales, ni los humanos las comparten con muchos animales. La respiración es similar: los animales no alteran su velocidad de respiración voluntariamente; su respiración normalmente solo cambia en respuesta a la carrera, el descanso, etc. Las preguntas que han desconcertado a los científicos en este contexto son: ¿Por qué los humanos somos capaces de regular su respiración de manera voluntaria, y cómo podemos acceder a partes de nuestro cerebro que normalmente no están bajo nuestro control consciente? Además, ¿Hay algún beneficio en nuestra capacidad para acceder y controlar partes de nuestro cerebro que normalmente son inaccesibles? Dado que muchas terapias (terapia cognitiva conductual, terapia de trauma o varios tipos de ejercicios espirituales) implican concentrarse y regular la respiración, ¿El control de la inhalación y la exhalación tiene algún efecto profundo en la conducta?

Este estudio reciente finalmente responde a estas preguntas al mostrar que el control voluntario de nuestra respiración, incluso simplemente enfocándonos en la respiración de uno, proporciona acceso adicional y sincronía entre las áreas del cerebro. Esta comprensión puede llevar a un mayor control, enfoque, calma y control emocional.

El estudio, realizado por mi investigador postdoctoral, el Dr. José Herrero, en colaboración con el Dr. Ashesh Mehta, un renombrado neurocirujano del Hospital Universitario NorthShore en Long Island, comenzó observando la actividad cerebral cuando los pacientes respiraban normalmente. A continuación, a los pacientes se les asignó una tarea simple para distraerlos: hacer clic en un botón cuando aparecían círculos en la pantalla de la computadora. Esto le permitió al Dr. Herrero observar lo que estaba sucediendo cuando las personas respiran naturalmente y no se concentran en su respiración. Después de esto, se les dijo a los pacientes que aumentaran conscientemente el ritmo de la respiración y que contaran sus respiraciones. Cuando la respiración cambió con los ejercicios, el cerebro también cambió. Esencialmente, la manipulación de la respiración activó diferentes partes del cerebro, con algunas superposiciones en las àreas involucradas en la respiración automática e intencional.

 
Los hallazgos brindan apoyo neuronal al consejo que se ha dado a los individuos durante milenios: en momentos de estrés, o cuando se necesita una mayor concentración, concentrarse en la respiración de uno o hacer ejercicios de respiración puede realmente cambiar el cerebro. Esto tiene una aplicación potencial para individuos de una variedad de profesiones que requieren un enfoque extremo y agilidad. Los atletas, por ejemplo, han sabido durante mucho tiempo que utilizan la respiración para mejorar su rendimiento. Ahora, esta investigación pone la ciencia detrás de esta práctica.

Más allá de estudiar la capacidad de los humanos para controlar y regular su actividad neural voluntariamente, el estudio también fue único en el sentido de que utilizó un método particular de investigación neuronal: mirar directamente dentro de los cerebros de los seres humanos despiertos y alerta. Los estudios típicos de neurociencia con seres humanos utilizan técnicas de imagen (es decir, fMRI o EEG) para inferir la actividad neural en el cerebro de las personas desde fuera del cráneo. Pero los estudios que involucran electrodos implantados en el cerebro de los humanos son raros. La capacidad de mirar dentro del cerebro de los humanos nos permite estudiar el pensar, decidir e incluso imaginar o soñar observando directamente el cerebro. Los sujetos de estudio en nuestro trabajo fueron pacientes a los que se les implantaron electrodos en el cerebro como parte de un tratamiento clínico para la epilepsia. Estos pacientes experimentaban convulsiones que no podían controlarse con medicamentos y, por lo tanto, requerían intervenciones quirúrgicas para detectar el foco de las convulsiones para una futura resección.

Dado que la detección requiere que el paciente tenga una convulsión espontánea para identificar la ubicación exacta del inicio de la crisis, lo que puede llevar días, los pacientes permanecen en el hospital con electrodos que controlan continuamente su actividad cerebral.

Los hallazgos de la investigación muestran que el consejo de “respirar profundamente” puede no ser solo un cliché. Los ejercicios que involucran la respiración voluntaria parecen alterar la conectividad entre las partes del cerebro y permitir el acceso a sitios internos que normalmente son inaccesibles para nosotros. La investigación adicional ahora monitoreará gradualmente lo que puede revelar el acceso a partes de nuestra psique que normalmente están ocultas.


Por Moran Cerf Noviembre 19, 2017
Kellogg School of Management, Universidad Northwestern

Publicado por Quartzy, para leer el enlace original, en inglés, haga clic aquí.

Acerca de Anna Pons

Certificat (CPPD), Post Graduat Certificat (PGCert) i Post Graduat Diploma (PGD) en Hipnoteràpia Clínica, London College of Clinical Hypnosis (LCCH) i Universitat de West London (UWL)
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s