El alero irlandés atribuye su mejor estado de forma a la hipnosis

rugby.png

  Todos los ojos sobre mi: Keith Earls.Foto: Reuters

El resultado ya parecía establecido desde hacía rato mientras el reloj avanzaba hacia la marca de 80 minutos en el Estadio Aviva, con Italia 56- Irlanda 19.Con Italia amenazando con un nuevo ensayo que los llevaría a la barrera de 60 puntos, el ‘irlandés Joey Carbery se alineó para un largo recorrido, pero fue parado expertamente por Mattia Bellini. Con un avance considerable y como alero, Bellini no se iba a dejar atrapar.
Hasta que la figura de Keith Earls apareció en la parte inferior de la pantalla.
Gritando desde el ala contraria, Earls acabó con Bellini dentro de su propia 22. Junto con el final de Finn Russell, este momento se convirtió en el momento más impresionante de las Seis Naciones de NatWest este año.

Con 30 años de edad, Earls se encuentra en la mejor forma de su carrera profesional. Contestando a que atribuye él esto, Earls reveló que ha estado trabajando con el famoso hipnotizador Keith Barry. “Sólo estoy tratando de conseguir aquellos uno por ciento, y parece que está funcionando”, dijo Earls. “No quiero entrar en detalle, pero él (Barry) conoce el cerebro mejor que nadie, en términos de visualización y cosas así”.

En una época en que sólo cuentan las diferencias mínimas entre los niveles de acondicionamiento físico de la mayoría de los equipos deportivos de élite, el alcance más grande de mejora radica en el cerebro. La mayoría de los atletas lo reconocen. Los jugadores de rugby, como el “full-back” de Inglaterra, Anthony Watson, discuten abiertamente sobre psicólogos deportivos. Un hipnotizador es sólo la siguiente etapa de la formación del cerebro.

Barry tiene muchos clientes deportivos, pero Earls es de los primeros en reconocer públicamente su relación. Barry tiene una gama de técnicas según el cliente individual. A veces los hipnotitzará; en otras ocasiones, el cliente estará despierto mientras él utiliza la programación neuro-lingüística para inculcar ciertos mensajes. De cualquier manera está trabajando para reprogramar la mente subconsciente. “La mayoría de la gente ha oído hablar del subconsciente, pero no saben qué hace”, dijo Barry. “La mente subconsciente regula tu sistema nervioso autónomo, que es tu respiración, el flujo sanguíneo, el ritmo cardíaco, que está directamente relacionado con momentos de estrés y ansiedad.

“Bajo la hipnosis, puedo enseñar a la gente cómo hacer frente a estos momentos mediante el uso de lo que llamo anclajes y desencadenantes. Un anclaje puede ser un estímulo visual o físico y, una vez que se desencadena, puede liberar endorfinas naturales, hormonas sensibles, que invierten el efecto de las sustancias químicas de estrés que aparecen en el cuerpo. Esto significa que el deportista puede seguir haciendo lo mejor con su habilidad en lugar de permitir que un error o un factor externo la / lo distraiga “.

Barry practica lo que predica. Para el nacimiento de su segundo hijo, su mujer se sometió a un ‘Hipno-nacimiento’ basado exclusivamente en la hipnosis en lugar de las drogas para la gestión del dolor.

“La hipnosis ya no es una falsedad”, dijo Barry. “La visualización en un estado hipnótico puede ser tan buena, si no mejor, que el entrenamiento físico real. Hay un famoso experimento de baloncesto donde participaron dos equipos de igual habilidad. Un equipo dejó la formación física durante un mes y sólo hizo la formación mental, mientras que el otro equipo hizo su formación normal. Tuvieron una eliminatoria al final y el equipo que había entrenado la mente terminó golpeando el otro “.

La técnica especializada de Barry es la visualización inversa, donde consigue que los atletas imaginen su escenario ideal desde atrás hacia delante, de modo que, en un caso de rugby, estarían atrapando el balón y pasarían la bola al revés. “Cuando haces estas cosas, no tiendes a cometer ningún error a un nivel subconsciente”, dijo Barry. “Si lo haces adelante, puedes volver a jugar (mentalmente) un partido antiguo donde has dejado escapar una entrada o has dejado caer una pelota”.

Sin embargo, Barry niega que él tenga la capacidad de hacer de cualquier jugador un campeón del mundo. “Todo el crédito debe ir a Keith”, dijo Barry. “Hay grandes ganancias a obtener, pero todo depende de la fuerza con la que estés dispuesto a trabajar y Keith ha puesto todo el trabajo él mismo”.

Publicado el domingo en Morning Herald por Daniel Schofield el 9 de marzo de 2018 – 11:00 am. Para leer desde el enlace original, en inglés, haga clic aquí.

 

 

 

Anuncios

Acerca de Anna Pons

Certificat (CPPD), Post Graduat Certificat (PGCert) i Post Graduat Diploma (PGD) en Hipnoteràpia Clínica, London College of Clinical Hypnosis (LCCH) i Universitat de West London (UWL)
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s