Superemos la fobia al compromiso siéndonos fieles a nosotros mismos

El artículo describe un proceso reflexivo personal que puede ayudarnos a construir relaciones saludables. Con la ayuda de la hipnosis este proceso puede ser más metódico, más claro y más eficiente. Visite las páginas de este blog o póngase en contacto con nosotros directamente si desea obtener más información sobre la hipnosis y la hipnoterapia.
Committment_Phobia_BSP-300x200

Imagen del enlace original a Psychcentral

Las relaciones saludables no deberían sentirse como una trampa.
Marilee, un cliente mío, era una persona con fobia al compromiso.
“Me encantaría estar en una relación amorosa”, me dijo en una de nuestras sesiones de asesoramiento, “pero no estoy dispuesta a renunciar a mi libertad”. Tengo una gran vida. Me encanta mi trabajo y mis amigos. Me encanta viajar y hacer talleres y clases. No quiero que nadie me diga qué puedo o que no puedo hacer. No quiero tratar con alguien que se siente mal porque prefiero trabajar a estar con él. No valen la pena todas las molestias “.
Marcus, otro cliente mío, también experimentaba miedo al compromiso.
“Cuando no estoy en una relación, eso es todo en lo que puedo pensar. Realmente quiero alguien para jugar, amar y crecer juntos, pero poco después de entrar en una relación, comienzo a sentirme atrapado. Me parece que no puedo hacer lo que quiero, y me siento resentimiento hacia la persona, por limitarme “, confiesa.
“La mayoría de las veces, mi pareja no se da cuenta de lo que está pasando y se sorprende por la ruptura. Ella pensaba que todo iba bien. Tras dejarla, yo vuelvo al lugar de salida: quiero volver a tener una relación. Esto me ha pasado una y otra vez “.
El temor al compromiso, conocido como fobia de compromiso, tiene sus raíces en la creencia de que, cuando amamos a alguien, somos responsables de sus sentimientos y no de los nuestros.
Al creer que somos responsables de los sentimientos de otra persona de dolor o rechazo como consecuencia de nuestro comportamiento, creemos que tenemos que limitarnos para no molestar a la otra persona. Entonces, en lugar de defender nuestra propia libertad y el derecho a perseguir lo que nos da alegría, limitamos nuestra libertad en un esfuerzo por controlar los sentimientos de la otra persona. Esto siempre conducirá al resentimiento.
“Marilee”, pregunté en una de mis sesiones telefónicas: “¿Qué pasa si eliges alguien que también ama su trabajo y su libertad personal?”
“Francamente, no me puedo imaginar esto. Todo el mundo con el que he estado en una relación ha querido pasar más tiempo conmigo que yo con él. Estoy escogiendo el hombre equivocado una y otra vez? “
“No”, respondí. “Pero desde el principio no eres firme en tu compromiso con tu libertad. Te das totalmente al principio porque te gusta estar con él, pero, como hemos comentado, también te dejas mucho de lado a ti misma. Haces el amor cuando no quieres. Te quedas más tarde de lo que quisieras con él, por miedo a hacerle daño. “
“Entonces, cuando empiezas a decirle la verdad, él está sorprendido y dolido”, expliqué. “Hasta que no estés dispuesta a arriesgarte a perderlo desde el principio en lugar de perderte a ti misma, seguirás creando relaciones que limitan tu libertad. Acabas creyendo que la relación es lo que te limita, pero son tus propios miedos y creencias las que te siguen limitando “.
Cómo saber si estás preparado para una relación
Del mismo modo, en mis sesiones con Marcus, él descubrió que no tenía idea de cómo sostenerse en una relación. Tan pronto como una mujer quería algo de él, él se dava completamente a ella. No podía decir que no. Entonces, por supuesto, acababa sintiéndose atrapado.
En última instancia, el miedo al compromiso de Marcus surgió de dos fuentes principales:
Creía que era responsable de los sentimientos de la otra persona y que era una persona mala y egoísta si hacía algo que la molestara.
Tenía miedo de que si la otra persona se sentía herida, se enfadaría y lo rechazaría.
Como consecuencia de estos dos miedos, Marcus siempre renunciaba a él mismo en las relaciones. Sin embargo, darse a la otra persona completamente le creaba tal resentimiento hacia su pareja que, finalmente, no quería estar con ella y dejaba la relación.
Para tener tanto nuestra libertad personal como nuestra relación comprometida, tenemos que aprender a asumir la responsabilidad de nuestros propios sentimientos en lugar de los sentimientos de la otra persona, y tenemos que estar dispuestos a perder a la otra persona en lugar de perdernos a nosotras mismas / os.
La fobia de compromiso se cura cuando nos hacemos suficientemente fuertes como para ser fieles a nosotros mismos / as, incluso ante el enfado o el rechazo del otro.
Si desea tener una relación amorosa, deberá hacer el trabajo de vinculación Interna necesario para desarrollar una identidad adulta fuerte que pueda ser una poderosa defensora de su libertad personal.
Por Margaret Paul para YourTango.com
Publicado por Psych Central, haga clic aquí para acceder al enlace original en inglés.
Anuncios

Acerca de Anna Pons

Certificat (CPPD), Post Graduat Certificat (PGCert) i Post Graduat Diploma (PGD) en Hipnoteràpia Clínica, London College of Clinical Hypnosis (LCCH) i Universitat de West London (UWL)
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s