La sesión de hipnosis en un museo, un centro de arte o una galería

seance

Foto: Wolfgang Laib, “Polen De Avellana” en el MoMA

Yo practico la hipnosis sola o en sesión individual en la escena del arte contemporáneo, en la influencia de las obras o simplemente rodeada de ellas, ya sean pinturas, dibujos, esculturas, fotografías, instalaciones …

En mi opinión la hipnosis y el arte se complementan en muchos niveles. Desarrollo otros niveles en otros artículos, para dedicarme aquí a la cuestión del lugar totalmente dedicado al arte.

UN LUGAR QUE PONE PREGUNTAS

El público que se pasea por estos lugares por lo general se pregunta al menos una vez sobre el banco (¿obra o asiento?), el (des) humidificador, (¿humidificador u obra de arte?), el estudiante de Bellas Artes que dibuja en una posición particular (¿performance o trabajo escolar?), la abeja descansando sobre la pared (¿obra o insecto que ha entrado por la ventana?) y se mueve con cautela y respeto (o miedo) a tomar una abeja por una obra de arte o a interrumpir a los ejecutantes de una performance. Imaginad a una mujer sentada o de pie con los ojos abiertos o cerrados, con una mano en el aire, balanceándose ligeramente, durante más de un cuarto de hora frente a un trabajo o en un puesto en el centro de una habitación, podría ser uno de esos artistas que sería insensato molestar. El museo o centro de arte son lugares donde me siento como en casa y donde no se te molesta mas que muy raramente. A igual, cuando hago una sesión, la escena es la misma. Tino Seghal me hizo un gran servicio!

La obra de arte plantea preguntas. El estado hipnótico también. la “obra”  requiere otra mirada. El estado hipnótico también.La “obra” se abre a otras posibles … así que imaginad a los dos, combinados!

ATREVIRSE A BUSCAR LO QUE HAY POR VER


También observo, si tomo el ejemplo de una exposición en una institución importante (que alberga público en general), el simple hecho de que me miren (o nos miren cuando practico sobre alguien) un trance suave, de cara al interior de una cúpula de Anish Kapoor, una gran pintura azul de Yves Klein, la falta de definición de un Richter, un móvil de Calder … no sólo plantea preguntas (discretamente, sin pasar a la acción), sino que también permite a algunos enfocar la “obra” de manera diferente, de una forma que probablemente no habrían considerado sin el auto-permiso dado por el hecho de observar la manera de hacer de alguien a quien ve cómodo en la forma de hacerlo. Cuando me alejo, a menudo me doy cuenta de que una persona se coloca exactamente en el lugar del que me fuí, para probar.
Porque hay cosas que ver en la obra, por supuesto, pero también fuera de ella, dentro de uno mismo, con el mundo como un espejo.
Marie Lisel

29 décembre 2015. Enlace original- en francés-, haciendo clic aquí.

Anuncios

Acerca de Anna Pons

Certificat (CPPD), Post Graduat Certificat (PGCert) i Post Graduat Diploma (PGD) en Hipnoteràpia Clínica, London College of Clinical Hypnosis (LCCH) i Universitat de West London (UWL)
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s