Las mujeres embarazadas acuden a clases de auto-hipnosis para el parto

Rachel Chilver, que ha utilizado la hipnoterapia para el parto, con su hijo de seis meses de edad, hija, Winnie. Fotografía: Graham Turner para The Guardian

Rachel Chilver, que ha utilizado la hipnoterapia para el parto, con su hijo de seis meses de edad, hija, Winnie. Fotografía: Graham Turner para The Guardian

El aumento de clases prenatales con enseñanza de técnicas de relajación alternativas cuenta ya con más  cursos sea en instituciones de la sanidad pública (NHS) subvencionados u ofreciéndoles de forma gratuita.


Es el método de ayuda alternativa al parto que las comadronas predicen será la práctica prenatal estándar dentro de una década. Los hospitales de todo el país están informando de un fuerte aumento en la demanda de las clases de hipnosis para el  parto, que se centran en la relajación y la auto-hipnosis durante el proceso del parto.

Cuando el “Colchester Hospital Universitario NHS Trust” en Essex comenzó a ofrecer clases sobre el parto hipnótico en 2012, se estaba ejecutando una clase al mes, con la enseñanza total de unas 48 mujeres al año. Después de aumentos constantes en 2013 y 2014, la institución tomó la decisión de ofrecer el curso de forma gratuita. Ahora realizan 10 cursos al mes y predicen que conseguirán instruir entre 720 y 960 mujeres en parto “hipnótico” en 2015.

Casi el 25% de las mujeres que dan a luz en las unidades hospitalarias y de parto en la institución de Colchester tomaron un curso de parto hipnótico antes de dar a luz y casi una de cada seis de las comadronas están capacitadas para instruir y participar en partes hipnóticos.

“Parece que todo el mundo quiere un parto hipnótico”, dijo Teri Gavin-Jones, una comadrona e instructora en  partos hipnóticos de la institución. “El parto hipnótico se encuentra allí donde estaba el parto en el agua era hace 20 años. En aquel entonces se consideraba un poco extraño y había mucho escepticismo de parte de la comunidad médica. Pero ahora cada institución en el país hace nacimientos de agua. Démosle 10 años y el parto hipnótico será la práctica prenatal estándar. Será la corriente principal “.

En el “Royal Wolverhampton Hospitals NHS Trust” las cifras son menos dramáticas, con alrededor de 5% de las madres utilizando el parto hipnótico, pero en la institución se ha visto un aumento de tres veces en el número de mujeres que toman clases en los últimos cinco años.

Las parejas que toman clases en Hipno-parto, que están subvencionadas por algunas instituciones públicas (NHS) y cuestan alrededor de £ 300 por cinco sesiones con un profesor privado, aprenden visualización, técnicas de relajación y de respiración profunda, así como auto-hipnosis.

Rachel Chilver, de 35 años, descubrió por primera vez el Hipno-parto mientras hacía una investigación cuando estaba embarazada de su primer hijo y pese a ser “muy escéptica” decidió tomar el curso en el hospital de Colchester.

Chilver, una conferenciante sobre las artes del espectáculo en la misma ciudad, dijo que el parto hipnótico hizo el proceso de dar a luz a su hija, Winnie, ahora seis meses de edad, “absolutamente increíble”.

“Había una sensación, pero yo no diría que no era el dolor. Era la presión, de que tenía que utilizar una técnica de respiración para manejar la situación, pero no pensé: ‘Oh, el dolor. “” Por un breve período durante el parto, dejé de sentir las contracciones del todo – “Debe ser el estado ligeramente hipnótico en el que me he puesto” – y, aunque la situación al mismo tiempo se puso “intensa” hacia el final, dio a luz en dos horas después de llegar al hospital, sin la ayuda de ningún medicamento para aliviar el dolor. Lo más importante para ella, Chilver dijo que al final del proceso se sentía “muy orgullosa y con poder”.

Algunas mujeres han explicado no sentir ningún dolor en absoluto.

Katharine Graves, la fundadora de KG Hypnobirthing y autora de El libro “Hypnobirthing”, dijo que se ha encontrado con muchas mujeres – incluyendo su propia nuera- que han experimentado partos sin dolor.

“El parto hipnótico trabaja sobre la premisa de que no es natural el tener dolor [de parto] en primer lugar. La raíz del problema es el miedo porque todo el mundo “sabe” que el parto es doloroso por lo que la gente tiene una mala experiencia y se la pasan de unas a otras. Si estás en mi mundo, a menudo recibes informes de mujeres diciendo que el parto fue la experiencia más empoderante y maravillosa y que no necesitaron las drogas “, dijo Graves.

Ella llama al crecimiento del Hipno-parto en el Reino Unido una revolución y dice que ha crecido tan rápidamente, principalmente debido a la “fuerte e independiente profesión de la comadrona” en Gran Bretaña, y por la publicidad boca-a-oreja .

La evidencia científica no es concluyente sobre el impacto del parto hipnótico sobre el dolor. Algunas instituciones de la salud pública han comenzado la recolección de datos, con la institución de Wolverhampton informando de que el 80% de las madres que se someten al parto hipnótico tienen partos normales sin tratamientos analgésicos, en comparación con el 60% de la población en general que tienen un parto normal. Un estudio a pequeña escala de 2006 en Australia encontró que las mujeres a las que se les enseñó técnicas de auto-hipnosis prenatal informaron del uso de menos epidurales (36%) que en el grupo control (53% ) y de menor uso de otras formas de alivio del dolor.

Sin embargo, el estudio más grande en el tema, un estudio aleatorio de 680 mujeres embarazadas en el Reino Unido conocido como el test SHIP (SHIP trial ), informó que la auto-hipnosis no cambia según el método de nacimiento – normal, instrumental o cesárea – ni para el uso del tratamiento analgésico entre el grupo al que se enseñó técnicas de auto-hipnosis y el grupo control, aunque el grupo de hipnosis sí informó de una reducción de la ansiedad sobre el nacimiento.

Gail Johnson, asesora de la educación en el Colegio Real de Comadronas, dijo que las mujeres no deben estar asustadas por el método. “No es uno, dos, tres, entran en estado hipnótico y se despiertan con un bebé ‘. El proceso del parto hipnótico no es necesariamente sobre la hipnosis, a menudo trata de centrarse en algo distinto al dolor del parto, y esto no es algo particularmente nuevo.

“Siempre es importante que las mujeres confíen en que las personas que dirigen los cursos sean competentes y que busquen entrenadores de renombre, pero creemos que todo lo que ofrezca a las mujeres una mayor variedad en su alivio del dolor es bueno. No estamos diciendo que es adecuado para todas las mujeres, pero es parte de un espectro más amplio de apoyo y atención a las mujeres “.

Kate Lyons. Para The Guardian, para leer el enlace original – en inglés- hacer clic aquí.

Anuncios

Acerca de Anna Pons

Certificat (CPPD), Post Graduat Certificat (PGCert) i Post Graduat Diploma (PGD) en Hipnoteràpia Clínica, London College of Clinical Hypnosis (LCCH) i Universitat de West London (UWL)
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s