Los médicos franceses se toman en serio la hipnoterapia

El Neurólogo francés Jean Martin Charcot practicando hipnosis, 1887 pintura d'André Brouillet - Wikimedia Commons

El Neurólogo francés Jean Martin Charcot practicando hipnosis, 1887 pintura d’André Brouillet – Wikimedia Commons

Para enfermedades desde el estrés al picor inexplicable y la bulimia, la hipnosis se está estableciendo cada vez más como una herramienta terapéutica entre los profesionales médicos.

Nathalie Bensahel (22/05/2015)

PARIS – están sentados frente a frente, apenas un metro separa al hipnoterapeuta de su paciente. “Miras fijamente el pomo de la ventana detrás de mí”, dice el terapeuta. “No miras hacia otra cosa. Tus ojos no ven más que el reflejo brillante de este mango de cobre. Estás sentada cómodamente en esta butaca. Sólo piensas en mirar este punto fijo, de manera pacífica. Cuando tu visión se vuelve confusa, cuando mirar este punto comienza cansarte, si te parece bien, cuando lo sientas, cierras los ojos “.

Los párpados de la mujer y su brazo derecho se dejan caer mientras se desliza en un estado hipnótico. Ella está sentada recta, pero parece dormida, después de haber sucumbido a la lenta y profunda voz del terapeuta.

“Siento como tu cuerpo se relaja, los hombros, el pecho, los brazos y las piernas, hasta los pies”, dice. “Tu cuerpo es amable, no te hace daño.” La mujer inclina la cabeza ligeramente, su mandíbula se destensa, parece estar muy lejos, “en sí misma”, como dicen los profesionales. Es la segunda vez que Marie (no es su nombre real), ella misma una médica, ha sido hipnotizada. Lo había intentado todo, antes de eso.

“Mi cuerpo me pica, escuece”

Durante los últimos cinco años, la pediatra y profesora de medicina ha estado luchando con una enfermedad extraña. “Por la noche, cuando me voy a dormir, siento picazón en el cuerpo, los picores son cada vez más intensas, hasta el punto de que mi piel no puede soportar más la sábana, como si se tratara de un rallador, “dice ella. “Me levanto, intento calmarme. A veces, me las apaño para hacerlo, pero a menudo, no duermo en absoluto”.

 

Esta mujer enérgica y organizada lo describe como “insoportable”, explicando cómo los síntomas son tan debilitantes. Tras consultar la mitad de la universidad y probar innumerables sedantes, antiinflamatorios y otros analgésicos, decidió probar la hipnosis. “Me dije a mí misma que sería el último recurso terapéutico una vez me había quedado sin opciones.”

La sesión que se ha descrito al principio no sucedió en la intimidad de un consultorio médico privado, sino en el Aula Magna de la Universidad Pierre y Marie Curie de París, ante más de 100 médicos jóvenes en formación de hipnoterapia. La guinda del pastel es la presencia excepcional de François Roustang, el maestro francés de la hipnosis.

En este día de primavera en particular, el filósofo y ex psicoanalista de 92 años de edad participa en la conferencia del Dr.Jean-Marc Benhaiem como parte del grado médico de hipnoterapia de la universidad. El programa incluye una sesión en vivo y presentaciones de casos clínicos por los estudiantes.

Desde el principio, Roustang establece el tono: “No hay proceso de pensamiento o práctica en la hipnosis”, dice. “No se prepara el salto. Es un comienzo total. La esencia misma de la terapia es el momento en que ya no se es consciente de nada y donde se puede estar al tanto de todo”.

Enigmático, como un viejo mago, observa “la unión terapéutica” que se está construyendo entre Marie y Benhaiem. La voz del terapeuta vibra como un canto tántrico en absoluto silencio.

“Tu cuerpo se convierte en un vacío”, dice Benhaiem. “Es una cáscara vacía. Suelta todo tu interior, te sientes bien en esta vaina vacía. Tu cuerpo es tu aliado. A través de tus brazos, tus piernas, lo que te molesta se va, se escapa, tu cuerpo se vuelve ligero “.

En esta etapa del estado hipnótico, Marie parece completamente destensada, relajada. Y en realidad no es la única. La voz ha puesto a gran parte de la audiencia en un estado medio dormido. Algunos incluso están completamente dormidos.

Acceder al subconsciente

“Es normal”, Benahaiem explica más adelante. “La sesión de hipnoterapia comienza con lo que se llama inducción. En otras palabras, la preparación de relajación es lo que permite que el paciente entre en el estado hipnótico. Y todo el mundo puede tomar ventaja de ello. Es lo que sucedió en esta sala de conferencias “.

Una vez en un estado hipnótico, el cuerpo y la mente son pasivos, la conciencia está en espera. De acuerdo con la teoría del psiquiatra y psicólogo Milton Erickson, es lo que hace posible llegar al subconsciente.

En este punto de la sesión, los ojos de Benhaiem están cerrados. Él habla a Marie, cada vez más despacio, sobre su estado relajado, su tranquilidad. Como si estuvieran solos. “Es precisamente lo que se llama la unión terapéutica”, dice después.”Una sesión es una colaboración, una sociedad, un compromiso entre el paciente y el terapeuta para cumplir con los objetivos que se han negociado.”

Después de 25 minutos, la voz del terapeuta vuelve a un ritmo normal. “Volverás aquí. Uno, dos, tres, puedes abrir los ojos si quieres, relajar el cuerpo, estirar el cuerpo. Eso es todo, estás aquí de nuevo “.

¿Qué ha pasado durante este periodo de tiempo suspendido? Y Marie, qué siente ella en este mismo momento? No lo sabremos inmediatamente para que los profesionales no suelen interrogar inmediatamente a sus pacientes.

“Es una posición que tomo,” Benhaiem explica, “pero es sobre todo porque la persona permanece dormida durante bastante tiempo después de la hipnosis.”

Un proceso misterioso

La hipnosis se está consolidando cada vez más como una herramienta terapéutica, especialmente en el tratamiento contra las adicciones (tabaco y alimentos, en particular) y el estrés, pero todavía está envuelta en un cierto misterio. “Es precisamente esta falta de definición, este desconocido, que le da al caso todas sus posibilidades”, dice Roustang.

Angélique, una psicóloga joven que trabaja en una casa de ancianos, logró sacar a un residente de 73 años de edad de un período de varios meses de duración de silencio con una sesión de hipnosis. Pero, señala, “sin entender por qué.”

Roustang explica: “Tú creaste la unión con esa persona. No había nada en juego entre vosotros, ninguna intención de tener éxito, ni de ti ni de él “.

Entre los miembros de la audiencia, esto parece obvio. Naida, una médica y geriatra, describe el caso de una paciente que está siendo tratada para el trastorno obsesivo compulsivo con medicación antipsicótica. La paciente había ido estirándose el cabello desde la edad de 16 años, hasta el punto de crear puntos de calvicie en el cuero cabelludo. “Ella sabía que yo estaba entrenando con la hipnosis”, dice Naida. “Ella me pidió que hiciera una sesión con ella.”

Unas semanas más tarde, la paciente ya no tenía puntos de calvicie en el cuero cabelludo. Y fue capaz de dejar los medicamentos. “No sé lo que pasó”, dice Naida. Roustang le cuenta. “Tú liberaste un período indefinido de tiempo para ella, un espacio abierto. Quién sabe si alguien la había escuchado previamente. Tú despertaste su propia decisión en su interior.Es exactamente este espacio vacío que le permitió emerger e intervenir por sí misma “.

En cuanto a la Marie? “El tratamiento de mis problemas sin drogas me tranquilizó”, dice ella. “La hipnosis me ayudó a ser consciente de mi cuerpo y el uso de los consejos del terapeuta me ayudaron a volver a dormir. Pero, por ahora, mis problemas sensoriales aún están “.

La pediatra ha reservado otra cita con Benhaiem por una tercera sesión, pero para un verdadero cara a cara en privado, en esta ocasión.

Artículo difundido por la Sociedad Británica de Hipnosis Clínica,BSCH. .. Para leer desde la fuente original en worldcrunch – en inglés-, por favor haga clic aquí.

Anuncios

Acerca de Anna Pons

Certificat (CPPD), Post Graduat Certificat (PGCert) i Post Graduat Diploma (PGD) en Hipnoteràpia Clínica, London College of Clinical Hypnosis (LCCH) i Universitat de West London (UWL)
Esta entrada fue publicada en academia, Francia, hipnoterapia, medicina, universidad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s