La “mindfulness” o “atención plena” puede cambiar el cerebro literalmente.

La técnica de “Mindfulness” estimula un determinado tipo de trabajo mental que implica convertirse en muy consciente del presente, del momento, del “ahora”. Con la contribución de la hipnoterapia podemos aprender una amplia variedad de técnicas que promueven el mismo tipo de trabajo. Más adelante en el proceso, la hipnoterapia puede ser empleada para abordar temas específicos: aquellos temas que sin necesidad pueden estarnos incomodando, o que hacen nuestra vida menos agradable de lo que podría ser . Estos pueden incluir hábitos indeseados, patrones de comportamiento, incómodos, la experiencia de emociones incontrolables desagradables así como maneras de pensar inútiles e improductivas. Lea el artículo siguiente para obtener información sobre el último soporte de la investigación científica en el trabajo mental que técnicas como la “Mindfulness” promueven.

Extraído del Harvard Businness Review, por  Christina CongletonBritta K. HölzelSara W.Lazar, publicado el 8 de enero, 2015. Para leer de la fuente original – en inglés-  si por favor hacer clic aquí.

Imagen extraída de la fuente original en Harvard Business Review

Imagen extraída de la fuente original en Harvard Business Review

El mundo de los negocios se encuentra efervescente en torno a la moda de la técnica de atención plena o “Mindfulness”. Pero tal vez no hemos oído que este bombo está apoyado por la ciencia. Investigaciones recientes proporcionan una fuerte evidencia de que la práctica de no juzgar, la toma de conciencia del momento presente (también conocido como la atención plena) cambia el cerebro, y lo hace de una manera que cualquiera que trabaje en el complejo entorno empresarial de hoy, y ciertamente todos los líderes, deberían conocer.

Hemos contribuido a esta investigación en 2011 con un estudio sobre los participantes que completaron un programa de atención plena de ocho semanas. Hemos observado aumentos significativos en la densidad de su materia gris. En los años siguientes, otros laboratorios de neurociencia de todo el mundo también han investigado formas en que la meditación, una forma clave para practicar la atención, cambia el cerebro. Este año, un equipo de científicos de la Universidad de British Columbia y la Universidad de Tecnología de Chemnitz fueron capaces de reunir datos de más de 20 estudios para determinar qué áreas del cerebro se ven afectadas consistentemente. Identificaron al menos ocho regiones distintas. Aquí nos centraremos en dos que creemos que son de especial interés para los profesionales de los negocios.

La primera es el córtex del cíngulo anterior (CCA, en inglés ACC), una estructura situada en el interior del frente, detrás del lóbulo frontal del cerebro. El CCA se asocia con la autorregulación, es decir, la capacidad de atención directa a propósito y comportamiento, a suprimir las reacciones impulsivas inapropiadas, y cambiar las estrategias de flexibilidad. Las personas con daños en el CCA muestran impulsividad y agresión sin control, y los que tienen conexiones deficientes entre ésta y otras regiones del cerebro desempeñan mal en las pruebas de flexibilidad mental: se aferran a las estrategias de resolución de problemas ineficaces en lugar de adaptar su comportamiento. Los meditadores, por el contrario, demuestran un rendimiento superior en las pruebas de la autorregulación, resisten las distracciones y producen respuestas correctas con más frecuencia que los no meditadores. También muestran más actividad en el CCA que los no meditadores. Además de la auto-regulación, el CCA se asocia con el aprendizaje de la experiencia pasada para apoyar la toma de decisiones óptima. Los científicos señalan que el CCA puede ser particularmente importante en vista de las condiciones inciertas y de cambio rápido.

(Source: Tang et al.)

(Source: Tang et al.)

source

Source: Tang et al.

 

La segunda región del cerebro que queremos destacar es el hipocampo, una región que mostró mayores cantidades de materia gris en el cerebro de nuestros participantes del programa mindfulness 2011. Esta área en forma de caballito de mar está enterrada en el interior del temporal en cada lado del cerebro y es parte del sistema límbico, un conjunto de estructuras internas asociadas con las emociones y la memoria. Está cubierta de receptores para la hormona del estrés cortisol, y los estudios han demostrado que puede ser dañada por el estrés crónico, lo que contribuye a una espiral nociva en el cuerpo. De hecho, las personas con trastornos relacionados con el estrés como depresión y trastorno por estrés post traumático TEPT tienden a tener un hipocampo más pequeño. Todo esto apunta a la importancia de esta área del cerebro en la capacidad de recuperación, otra habilidad clave en el mundo actual de negocios de alta demanda.

(Source: Tang et al.)

(Source: Tang et al.)

Estos resultados son sólo el comienzo de la historia. Los neurocientíficos han demostrado también que la práctica de la atención plena afecta zonas del cerebro relacionadas con la percepción, la conciencia corporal, la tolerancia al dolor, la regulación emocional, la introspección, el pensamiento complejo, y sentido consciente de una / uno mismo / a. Aunque se necesita más investigación para documentar estos cambios en el tiempo y para entender los mecanismos subyacentes, la evidencia convergente es convincente.

La técnica de atención plena o “Mindfulness” ya no debe ser considerada una técnica “agradablea ulizar” para los ejecutivos. Es un “debe utilizarr”: una forma de mantener nuestro cerebro sano, para apoyar la autorregulación y la capacidad de toma de decisiones eficaces, y para protegernos de estrés tóxico. Se puede integrar en la vida religiosa o espiritual, o practicar como una forma de entrenamiento mental secular. Cuando tomamos un asiento, tomamos un respiro, y nos comprometemos a ser conscientes, sobre todo cuando nos reunimos con otros que están haciendo lo mismo, tenemos el potencial de cambiar.

Anuncios

Acerca de Anna Pons

Certificat (CPPD), Post Graduat Certificat (PGCert) i Post Graduat Diploma (PGD) en Hipnoteràpia Clínica, London College of Clinical Hypnosis (LCCH) i Universitat de West London (UWL)
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s