Se puede eliminar el miedo?

Doniem oxitocina a les persones amb certs trastorns d’ansietat, i l’activitat en l’amígdala-el centre principal de la por en els cervells humans i altres mamífers, dos trossets ametllats de teixit cerebral que seuen a les profunditats dels nostres temples (costats laterals de les celles)-davalla. Crèdit: Ambre Rieder, Jenna Traynor, i Geoffrey B Hall via Wikimedia Commons. Des de la revista Scientific American

Démos oxitocina a las personas con ciertos transtornos de ansiedad, y la actividad en a amígdala- el centro principal del miedo en los cerebros humanos y otros mamíferos, dos trocitos rasgados de tejido cerebral sentados en las profundidades de los lados de nuestra frente- cae.
Crédito: Ambre Rieder, Jenna Traynor, y Geoffrey B Hall via Wikimedia Commons. Des de la revista Scientific America 

Lea este artículo para obtener información sobre los últimos avances científicos implicados en el tratamiento del miedo. Como el artículo menciona, aumentando los niveles de la hormona oxitocina en el cuerpo contribuye a una disminución de la percepción de la ansiedad y el miedo. “La oxitocina menudo se llama nuestra “hormona del amor”, debido a su papel crucial en la relación madre-hijo, la vinculación social, y la intimidad (sus niveles se disparan durante el sexo).”Con la contribución de la hipnoterapia podemos aprender técnicas que pueden ayudarnos, entre otras cosas, a dominar un estado de relajación, mejorar nuestras relaciones sociales, aumentar nuestra vinculación social con los demás y / o enriquecer nuestra experiencia sexual. Estos son todos los procesos que se han encontrado en los que se incrementa nuestra propia secreción natural de oxitocina.

Las terapias hormonales y genéticas para la ansiedad y el trastorno de estrés postraumático podrían estar en camino.

Diciembre 4, de 2014 | Por Bret Stetka.Para leer este artículo desde su fuente original- en inglés- desde la revista Scientific American, hacer clic aquí.

Cuando en la Universidad de Bonn la psicóloga Monika Eckstein diseñó su último estudio publicado, el objetivo era simple: administrar una hormona en las narices de 62 hombres con la esperanza de que su miedo se desvaneciera. Y en su mayor parte, lo hizo.

La hormona oxitocina es, a menudo llamada nuestra “hormona del amor”, debido a su papel crucial en la relación madre-hijo, la vinculación social y la intimidad (sus niveles se disparan durante el sexo). Pero también parece tener un efecto ansiolítico significativo. Démos oxitocina a las personas con ciertos trastornos de ansiedad, y la actividad en la amígdala-el centro principal del miedo en los cerebros humanos y otros mamíferos, dos trocitos rasgados de tejido cerebral que se sienta en las profundidades de nuestros templos (el lado exterior de las cejas) -disminuye.

La amígdala normalmente está llena de actividad en respuesta a estímulos potencialmente amenazantes. Cuando un organismo se encuentra repetidamente un estímulo que al principio parecía aterrador pero resulta ser benigno como, por ejemplo, un globo que estalla, una región del cerebro llamada la corteza prefrontal inhibe la actividad de la amígdala. Pero en casos de presentaciones repetidas de una amenaza real, o en personas con ansiedad que continuamente perciben un estímulo como una amenaza, la actividad de la amígdala no se calma y los recuerdos de miedo se forman con mayor facilidad.

Para estudiar los efectos de la oxitocina en el desarrollo de estas memorias de miedo, Eckstein y sus colegas primero sometieron a sus sujetos a condicionamiento pavloviano del miedo, en el que los estímulos neutros (fotografías de rostros y casas) a veces se combinaban con descargas eléctricas. Los sujetos fueron asignados al azar para recibir una dosis única intranasal de oxitocina o un placebo. Treinta minutos después recibieron escáneres de Imagen por Resonancioa magnética IRM funcional mientras se sometían a terapia de extinción de miedo simultánea, un enfoque estándar para los trastornos de ansiedad en el que los pacientes están continuamente expuestos a un estímulo productor de ansiedad hasta que ya no les resulta estresante. En este caso se expusieron de nuevo a las imágenes de caras y casas, pero esta vez sin las descargas eléctricas.

Aquellos sujetos que recibieron oxitocina habían aumentado la actividad en el córtex prefrontal-la parte del cerebro responsable de mantener el miedo bajo control – y disminuyeron la capacidad de respuesta de la amígdala cuando se exponían a las imágenes ahora benignas que los sujetos habían sido acondicionados para encontrar aterradoras. Las manifestaciones físicas del miedo, es decir, sudoración, también se redujeron en el grupo tratado. Los resultados (results), publicados en octubre día 29 en Biological Psychiatry, sugieren que una sola dosis de oxitocina puede mejorar con eficacia las terapias basadas en extinción para las condiciones de miedo y ansiedad.

“Sería demasiado pronto para dar recomendaciones para un uso clínico de la oxitocina,” Eckstein advierte. “Sin embargo, hay una gran cantidad de investigaciones que sugieren un papel terapéutico potencial en varios trastornos en el futuro.” A pesar de que los resultados se basaron en la observación más que los hallazgos de resonancia magnética funcional, un pequeño estudio publicado el año pasado por Acheson y sus colegas informaba que la oxitocina intranasal facilita la extinción del miedo en los seres humanos. La oxitocina también atenúa le amígdalas hiperactivas en el trastorno de ansiedad social y se está estudiando como posible tratamiento para el Trastorno por Estrés Post Traumático (TEPT).

Desactivando el gen del miedo

Más allá de la oxitocina, los científicos están estudiando una serie de otros enfoques prometedores para reducir el miedo, incluyendo los tratamientos basados en la comprensión genética mejorada del miedo y la ansiedad. El gen que codifica para un compuesto llamado factor neurotrófico derivado del cerebro (en inglés BDNF) – implicado en el crecimiento neuronal, la supervivencia y la neurotransmisión, todos los cuales a su vez juegan un papel en los recuerdos y la extinción del miedo -podría ser particularmente importante. Por ejemplo, una variante específica del gen BDNF se asocia con los ratones tímidos; los ratones portadores son literalmente “flores decorativas”, prefiriendo pasar tiempo solos contra las paredes de la jaula en vez de pasarlo con sus compañeros roedores. En los seres humanos con la misma mutación de BDNF, el miedo al parecer no se hace desaparecer tan rápidamente con presentaciones repetidas de una señal alarmante pero en última instancia no amenazante.

Raül Anders Galí, un investigador asociado en el Departamento de Psiquiatría y Ciencias del Comportamiento de la Universidad de Emory, piensa que los enfoques basados en el BDNF son prometedores en la comprensión y el tratamiento de la ansiedad. Sólo pequeñas cantidades de BDNF pasan a través de la barrera hematoencefálica, por lo que de momento no hay un papel terapéutico para el propio compuesto. Sin embargo, el trabajo de Galí ha demostrado que un compuesto que imita los efectos de BDNF en el cerebro de los ratones ha ayudado con éxito a superar asociaciones temerosas -específicamente un sonido junto con un “shock” electrico en el pie. La perspectiva de la terapia génica con BDNF también está siendo investigada.

“El BDNF ofrece algunos de los efectos más poderosos de los que he visto en la mejora de la extinción del miedo”, dice Galí. “Sin embargo, tenemos que comprobar si las moléculas relacionadas con el BDNF-son seguras y eficaces en los seres humanos.”

Galí también ha demostrado que un fármaco que bloquea la actividad de la vía del gen Tac2, que también se cree que tiene un papel en la extinción del miedo, reduce la consolidación y el almacenamiento de las memorias traumáticas en ratones, lo que sugiere un posible papel terapéutico en el trastorno del estrés post-traumático. “El Trastorno de estrés postraumático es una enfermedad psiquiátrica única porque en general sabemos cuando empieza”, dice Galí. “Podríamos potencialmente dar drogas poco después del trauma para evitarlo.”

No es un “sol eterno”

Mientras que la prescripción de BDNF y de los antagonistas del Tac2 son posibles maneras de tirar adelante, el tratamiento de la ansiedad y el miedo, como el trastorno de ansiedad social y trastorno de estrés postraumático con una combinación de oxitocina y terapia de extinción del miedo, posiblemente permitiendo a los pacientes dejar de depender de la medicación o psicoterapia completamente-parece una posibilidad muy real. Sin embargo, la ética de jugar con los recuerdos se podría considerar arriesgada. ¿Qué pasa si se utilizaran estos tratamientos para extinguir asociaciones de memoria desagradables pero no patológicas, como, por ejemplo, las que implican una relación que salió mal, o el dolor?

Eckstein no está demasiado preocupado. “Existe la posibilidad de abusar de estos tratamientos”, dice ella. “Sin embargo, esto es poco probable.” El neurocientífico Joseph LeDoux ha escrito que los recuerdos felices-emocionales, recuerdos emocionantes, y los recuerdos de miedo son indelebles. En vez de realmente borrar los malos recuerdos, nos olvidamos de cómo acceder, o aprendemos a conjugar un recuerdo más agradable primero. Como Eckstein señala, en sufridores de ansiedad que han aprendido con éxito a reemplazar una asociación de miedo con una emoción positiva o neutra, se producen recaídas. “El antiguo miedo todavía se guarda en algún lugar en el cerebro”, dice ella. Pero es de esperar que a medida que nuevos tratamientos emergen, el miedo será más difícil de encontrar.

Anuncios

Acerca de Anna Pons

Certificat (CPPD), Post Graduat Certificat (PGCert) i Post Graduat Diploma (PGD) en Hipnoteràpia Clínica, London College of Clinical Hypnosis (LCCH) i Universitat de West London (UWL)
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s